12º BBK Live / Brian Wilson: Cita con la gran leyenda

Vista desde las alturas de Kobetamendi durante el conciertos de Wilson (foto: Rock In Focus).

CAL: *

Sábado 8 de julio de 2017, Bilbao, Kobetamendi, desde las 17 h, entrada de día 55 € (+ 6 de gastos), bono tres días 115 € (+ gastos)


Como subí pensando en que Brian Wilson iba a estar demasiado volado y ausente, su concierto de 50º aniversario del LP ‘Pet Sounds’ no me pareció un desastre: banda estupenda, show a la americana y el mito en el medio de la escena, reservón pero atento a presentar los temas y los protagonistas

 

Asistencia oficial:

Sábado: 36.400 personas

Viernes: 40.000 personas (sold out)

Jueves: 35.714 personas

Total: 112.114 personas

 

El nombre más legendario, mítico, transcendental, histórico, influyente, importante o el calificativo encomiástico que ustedes deseen de este 12º Bilbao BBK Live ha sido el de Brian Wilson (Inglewood, California, 20 de junio de 1942, o sea 75 años), el antaño líder de los aún en activo Beach Boys (Hawthorne, California, 1961), los de las canciones playeras, surferas, plenas de armonía vocales que hace pocas semanas actuaron en Barcelona, ante unas 2.000 personas. Hum… ¿10.000 habría ante Brian? Es que no se veía mucha gente en Kobetamendi, porque el tercer día la peña debía estar de resaca o agotada, sin más.

Brian Wilson se distanció hace mucho de los Beach Boys, aunque participó con ellos en la gira y el disco de celebración del 50º aniversario del nacimiento de la banda. Brian desarrolla una carrera en solitario nostálgica y con su persona recorriendo el mundo pero lastrada por las secuelas, las consecuencias del consumo de drogas (LSD) y de las crisis nerviosas. El señor está gagá y suele salir catatónico a escena, casi más ausente que el difunto bluesman Johnny Winter. Su nombre se barajó para actuar el año pasado en la primera edición del festival Music Legends de Sondika, pero el BBK Live ha sido quien se ha llevado el gato al agua su concierto, basado en el repertorio del LP ‘Pet Sounds’ (Capitol, 1966), una obra de orfebrería que influiría decisivamente en la evolución de los Beatles hacia la madurez (adultez) de su ‘Sargento Pimienta’.

Brian Wilson, pulcro, con aire de sereno jubilado, parapetado tras el teclado eléctrico (foto: Óscar Esteban).

Este sábado, para el primer encuentro con el volado maestro en la cima del monte Kobetas, acudí con un experto, el melómano vizcaíno Óscar Esteban, que le ha visto en vivo una decena de veces en los últimos tres lustros. Cada vez que se entera de que Brian Wilson actúa en Londres, reserva vuelo, hotel y entrada. Hasta guarda autógrafos del mito (bueno, sólo uno, porque el otro me lo regaló a mí). Mi tocayo me contaba antes de subir a Kobetamendi que la mayor parte de su banda actual le acompaña desde el 1999, y añadía: «Aunque ha habido dos bajas importantes: uno acabó en la cárcel por violación y otro volvió con los Beach Boys. No hay acuerdo entre los fans sobre qué es más grave». ¡Ja, ja, ja!

Añade mi asesor: «En la banda de Brian hay un Beach Boy original, Al Jardine, y otro miembro histórico, Blondie Chaplin, que suele girar con los Stones. Y el que hace los falsetes es Matt Jardine, hijo del primero». Buf, Matt le hizo todos los deberes y le cubrió siempre la puerta al líder Wilson. Nada más acabar el concierto, me lo crucé en la carretera de detrás del escenario principal y le dije señalándole con el dedo: «¡Jardine! Buena voz y estupendo trabajo», y replicó sorprendido y sincero: «Muchas gracias, de verdad».

Media banda, la media docena de músicos de la izquierda, con Matt Jardine a la guitarra acústica (foto: Rock In Focus).

Pues eso, que lo malo del asunto es que los conciertos de Brian Wilson siempre decepcionan a todos los que van a verle (esto lo dijo el compañero Josu Olarte la víspera en la carpa de prensa) porque el mito se haya gagá y suele salir a los escenarios en estado catatónico.

Y claro, si el LP original dura 36 minutos y el show de Kobetas iba a durar una hora pasada, el mito debería añadir otros clásicos alegres, consumistas y soleados de los Beach Boys, que es lo que sucedió en un show de 21 temas en 74 minutos. A Brian Wilson le condujeron de la mano al centro de la escena, le sentaron parapetado tras un piano eléctrico, y con una camisa rosácea y pinta de merecido jubilado con el cabello peinado hacia atrás saludó diciendo ‘gabon Bilbao’ (buenas noches, Bilbao) y abrieron once músicos (entre ellos Al Jardine, el otro miembro original de los Beach Boys) con una ‘California girls’ embarullada y con plétora de teclados. Pero todos se reivindicaron en las dos siguientes: ‘I get around’, con su dinamismo de circuito oldie americano, y la que presentó como la primera canción que compuso, ‘Surfer girl’, que sonó a hoguera playera y encantaría al Elvis de Hawai.

Al Jardine, el otro Beach Boy original, se salió de la tabla en ‘Help Me Rhonda’ y ‘Sloop John B’ (foto: Óscar Esteban).

Toda la segunda voz se la ponía en falsete Matt Jardini, el hijo de Al, que cantó de modo protagonista ‘Don´t worry baby’ antes de que su padre lanzara un infeccioso y rocanrolero ‘Help me Rhonda’, con tres guitarras y tres teclados, que puso a cantar a la campa en pleno. Todo marchaba mejor de lo esperado, pero el ambiente se refrenó con la salida a escena del invitado habitual Blondie Chaplin, de los Beach Boys y los Stones, con lo entonces que fueron doce en escena, y donde el muy flaco aprovechó para chupar cámara y puntear en ‘Wild Honey’ y en ‘Sail On, Sailor’, en los que Brian aprovechó para permanecer bastante ausente en el centro de la escena.

‘Pet Sounds’ (Capitol, 1966).

Estos inaugurales fueron siete temas de los Beach Boys en los que Brian se escondía, se reservaba con la voz (la imagen le exponía en primeros planos que revelaban su afeitado mejorable), pero recuperó protagonismo en los trece cortes del LP ‘Pet Sounds´, que tocaron en el mismo orden del vinilo. Jardine hijo abrió en falsete y en falsete con una movida ‘Wouldn’t be nice’, y tras varios temas titubeantes (duetos pimpinelos, aires victorianos…), Jardine padre elevó el listón con la mejor de la cita, el gospel hippie ‘Sloop John B’, un tradicional. De seguido Brian dijo que iban a tocar la mejor canción que ha escrito nunca, ‘God only knows / Solo Dios lo sabe’, y fue coreada por el BBK en plan los Beatles. Más influjo sobre los Beatles se percibió en ‘Here Today’, que resultó de lo mejor de la sesión no solo por la labor de la banda y los efectos de los arreglos (aquí noté por segunda vez que Wilson leía la letra, pero no vi la pantallita, que debería tener tumbada sobre el teclado; «siempre lleva teleprompter, te aseguro que lo está leyendo», me confirmó el experto Oscar Esteban), y así seguimos hasta acabar con el instrumental ‘Pet Sounds’ que pretendió colocar a la serie peliculera de James Bond y con la vulnerabilidad de ‘Caroline No’, el corte que cierra el LP recuperado, celebrado en esta gira.

Pero hubo un regalo extra a modo de coca, un ‘Good vibrations’ vibrante y en espirales con la masa bailando en la pantalla. Brian Wilson y los suyos se dejaron en el tintero dos hits playeros que suelen hacer, ‘Surfin USA’ y ‘Fun Fun Fun’, que habrían estado genial, pero no hubo tiempo, como le indicaron desde un lateral del tablado. Al final, la cita con la leyenda estuvo mejor de lo esperado, ¿verdad? No hay nada como ir a un bolo con expectativas bajas.

OSCAR CUBILLO

Saludos finales de los doce músicos intervinientes al acabar el show; meditaba a toro pasado Óscar Esteban en su Facebook: «Sentimientos encontrados y demasiados factores en contra como para que el concierto de Brian Wilson fuera memorable. Salvaremos el momentazo ‘Sloop John B / God only knows’ y el cierre con ‘Good vibrations’, pero no eran ni el momento ni el lugar adecuados. El tren no ha descarrilado porque la banda era de postín y el repertorio a prueba de bombas (California girls / I get around / Surfer girl / Don’t worry baby/ Help me Rhonda… ¡para empezar!), pero Brian debería ir pensando que el 50 aniversario de su obra maestra puede ser un buen momento para dejar de actuar en directo» (foto: Óscar Esteban).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: