Lomoken Hoboken: Chispas en la noche

Lomoken Hoboken, en la noche, qué pena que no se vea al batería (imagen de móvil: Mario Antolín).

CAL: **

Sábado 15 de septiembre, 3 Rustyc Music Fest, Getxo, 20.30 h, 7 €.

 

Los baracaldeses cerraron con su country-rock-blues eléctrico y espectacular la tercera edición del Rustyc Music Fest, que venció a la lluvia y reunió a 1300 adultos y a incontable chavalería

 

Tercera edición del Rustyc Music Fest, dedicado a la música campera (bluegrass, country, blues, celta…) y celebrado el sábado de 11 de la mañana a 9 de la noche en el Club Hípico La Galea de Getxo. A pesar de la lluvia, de esos turbiones que embarraron el recinto y generaron torrentes sobre las cuestitas asfaltadas, los conciertos se desarrollaron bajo una tejavana gigante y el público, nos informan que 1.300 personas sin contar a los niños (¡los menores de 15 entraban gratis, los menores de 7 correteaban por todas partes, algunos con las caras pintadas!), pudo atender al festival con toda tranquilidad.

Pues eso, que infantes indómitos, roqueros ese sábado sobrios, numerosos espectadores de ambos sexos con sombreros vaqueros, un tipo con penacho de plumas de jefe indio y mogollón de mujeres atractivas de toda condición como sólo se ven en Getxo, atendieron a las 15 bandas que actuaron por solo 7 euros de entrada: ¡a menos de 50 céntimos el concierto! Contentos acudimos todos, el que suscribe a pesar del catarro –me dura dos días después-, y aquí evocaremos el último bolo de la jornada, el único que se celebró de noche, sin luz natural, o sea a oscuras. El más eléctrico, el de Lomoken Hoboken, cuarteto baracaldés de blues-rock a dos guitarras chispeantes: la Stratocaster del cantante barbado El Oso y la Telecaster customizada por el luthier gallego Jesús Rodríguez del solista Ibai, quien subía y bajaba empecinado por el mástil.

El bajista Iñaki Vila y El Oso, ante el público fascinado de la noche (pantallazo: Julen de la Serna).

Lomoken Hoboken ejecutaron 9 temas en 50 minutos con sonido a mejor y pegada progresivamente más dura, más efectiva, más atrapadora. Ajustaron la acústica sobre la marcha en su primer número, ‘Swamp Music’, de Lynyrd Skynyrd, una de sus mayores influencias, y volvieron a rendirse a sus mayores en el tercero, ‘Firin’ Line’, de los Allman Brothers, que les quedó rotundo, funky y palúdico.

Abarcando la ancha zona central del bolo coloraron sus temas originales, también apegados a la tierra americana soñada: ‘Ramblin’ Blues’, llegó cual 18 ruedas acelerando por carreteras texanas; un ‘Old Crow’ que sonó a boogie peligroso rival de los Five Horse Johnson; el instrumental espectacular y cowboy titulado ‘Special Kountry’ (sic) y protagonizado por los punteos fingerpicking (con los dedos, sin púa, explicó El Oso) de Ibai y que quizá fue la gran cima de la cita; y el ritmo pantanoso a lo Tony Joe White más dinámico ‘Dr. Lomo’, veteado con punteos de escuela Lynyrd y destinado a su próximo segundo disco, de fecha sin decidir.

La masa, la noche, la tejavana y las chispas y las sombras de los Lomoken (imagen de móvil: Jokin Totorika).

Para el epílogo reservaron otras tres versiones que movieron aún más si cabe al personal que aguantaba mecha de noche a sus pies: ‘They Call Me The Breeze’ de JJ Cale / Lynyrd Skynyrd, con Ibai disparando punteos sin parar («la ametralladora del rock and roll», le definió el experto Mario Antolín, fascinado una vez más ante sus solos inagotables), el hillbilly deluxe y blindado ‘Honky Tonk Night Time Man’ de Merle Haggard (con andanadas en plan Elvis en Las Vegas), y el cierre con la otra gran cima de la cita, el ‘See The Light / Veo la luz’ de Jeff Healey (espectacular, épico, creciente, creyente…; este es el clip del ciego y malogrado canadiense, de 1988, buf). Hum, mola escribir así de bien tras la pequeña decepción que Lomoken Hoboken nos depararon en las fiestas de Bilbao de 2016 (así lo contamos).

OSCAR CUBILLO

Link al Bandcamp con el disco ‘Alicate’ de Lomoken Hoboken,

del que sonaron cuatro canciones en ese concierto, las pistas 2, 3, 4 y 9.

 

***

Gonzalo Portugal, de Last Fair Deal, en el gallinero (imagen de móvil: Igor Cubillo).

 

ARTICULO PREVIO ESCRITO PARA EL CORREO

*** 

El tercer Rustyc Music Fest desplegará en el Club Hípico La Galea

a 15 bandas en ambiente campero y familiar

 

El Rustyc Music Fest es un encuentro de un solo día en pequeño formato para un público familiar atraído por esa ‘música rústica’ que airea su propio nombre: desde el folk americano hasta el vasco al que dará cancha este año. Se celebra en el Club Hípico de La Galea, en Getxo, y en su edición anterior se esperaban 300 espectadores y se concentraron cuatro veces más: unos 1.200. Esta vez se dará un salto importante y el sábado 16 de septiembre, por 7 euros (niños gratis), 15 grupos actuarán en un entorno campero con diversas distracciones.

El año pasado sólo había un escenario principal sin amplificar y se pedía al público que guardara silencio para oír a los actuantes. Este año habrá un par de tablados electrificados, con altavoces y micrófonos, por el que pasarán todos los grupos de manera consecutiva, sin solaparse. No obstante, se mantendrá un espacio sin enchufe, un gallinero con aforo reducido en el que actuarán varios grupos al mediodía.

El tercer Rustyc Music Fest, de filiación americana, dispondrá de avituallamiento: comida mexicana, salchichas, hamburguesas… Además, las familias podrán llevar a sus vástagos: «Los niños entran gratis y tendrán animación gratuita durante seis horas. Les pintarán la cara, les entretendrán con juegos y canciones… Además habrá un castillo hinchable y un toro mecánico por el que habrá que pagar algo», anticipa Jokin Totorika, el promotor de este festival rural.

Ghost Number & His Tipsy Gypsies, guipuzcoanos bien vestidos y arreglados, en 38 minutos ejecutaron 10 piezas de (neo)swing, western swing (sus derroteros favoritos, como dijo el cantante), ragtime y rollo gótico a lo Slim Cessna, lástima que les machacaran los problemas técnicos: kaput el contrabajo, luego la guitarra… (imagen de móvil: O.C.E.).

En la feria que se han convertido los festivales musicales de hoy día, el Rustyc albergará un estudio de grabación en una cuadra («de Saúl Santolaria, para que la gente puede grabar sus temas en el momento»), dará cancha a los músicos espontáneos en jams folkloristas, organizará bailes comunitarios, ofrecerá ponys…

El 16 de septiembre se celebrará el tercer Rustyc Music Fest, «un festival de música tradicional de raíces americanas: country, bluegrass, hillbilly, swing, jazz… Este año se amplía el espectro con nuevos géneros como el blues, el folk irlandés y el folk euskaldún…», anticipa Totorika. Entre los nombres participantes están los de The Bilbobillies (rockabilly), The Old Timey String Band (folk americano), Crazy Jazzers (jazz), Boogie Riders y Lomoken Hoboken (ambos de blues eléctrico), Deiedra (folk vasco-irlandés), Bidean Erromeria (folk euskaldún) o Ghost Number & His Tipsy Gypsies (ragtime). «Música folk antigua, la que hacía el pueblo para el pueblo, cantada y tocada después del trabajo o en momentos festivos», como gusta de subrayar la organización.

OSCAR CUBILLO

Mamagigis, sobre el escenario 2, montado sobre un contenedor y que se oscilaba como una diligencia, en 41 minutos expelieron 11 temas y al menos un eructo de hillbilly-punk con vapores a lo LSS, Johnny Cash, el psychobilly, Bob Wayne, los Pogues y La MODA pero peor vestidos. Estuvieron bien y vendieron merchan antiguo: «el disco viejo, camisetas viejas, petacas viejas, mecheros viejos… Todo viejo y a 10 €» (imagen de móvil: O.C.E.).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: