33º Getxo Folk / Los Texmaniacs: México-americanos (+ entrevista)

 

Animando a una audiencia tan escasa como predispuesta (foto: Mr. Duck).

CAL: *

Viernes 29 de septiembre, Las Arenas / Getxo, Plaza de La Estación, 23 h, 5 €

(bono para los cinco conciertos de pago: 50 €).


Los Texmaniacs de Max Baca –antes cantante de la banda de Flaco Jiménez- cerraron la segunda jornada del Getxo Folk dando un show menos mexicano de lo esperado ante menos público del lógico y deseado

 

Decíamos en el post previo que el viernes, la segunda jornada de las cuatro del 33º Festival Internacional de Folk de Getxo, hubo tres conciertos bajo la carpa de la Plaza de La Estación de Las Arenas: a las 6.30, con entrada libre y ante mucha gente mayor, el quinteto mixto músico vocal Voces Navarras, vestido de sanfermines y con brazos en jarras, exhaló un tropel de jotas horrísonas (media hora aguanté: el volumen era más violento que el de un concierto de Swans), a las 9, a 20 euros y con la ancha carpa a tope, el cantaor José Mercé repasó su disco de versiones ‘Doy la cara’, y por la noche, a las 11, con entrada de pago (5 euritos), en un ambiente desangelado (poca gente pero bastante predispuesta: unas decenas en pie delante del tablado y otras sentadas en la grada del fondo), Los Texmaniacs de San Antonio, Texas, en cuarteto bien arreglado (logrados desarrollos), animaron la velada con 18 piezas en 97 minutos levemente decrecientes, preferentemente festivos y mucho menos hispanos y rancheros de lo que barruntábamos todos a tenor de los vídeos que se imponen en YouTube.

El cuarteto era muy pintoresco en la estética, muy llano pero orondo, muy working class: al bajo sexto el líder Max Baca, de Albuquerque, Nuevo México, que parecía un ranchero con su sombrero; al acordeón su sobrino Hosh Baca, también de Albuquerque, Nuevo México, que parecía un rapero con su visera; al bajo eléctrico Noel Hernández, del Valle de Río Grande, al Sur de Texas (lo señaló en el mapa que lucía en su camiseta Pato), el único flaco del combo, con gorrilla y clavado al actor Javier Cámara; y a la batería, Lorenzo Martínez (batería), de Laredo, Texas, chicano como un Cesar Rosas de piel cenicienta. Todos hablaban en español y al firmar los discos contaban a los fans lo que les preguntaran: por ejemplo que Flaco Jiménez está mayor y muy achacoso de salud, pero que a sus 79 años aún toca (en realidad son 78 según Wikipedia), solo que al de media hora se cansa.

Max Baca percutiendo un ratito su bajo sexto (foto: Mr. Duck).

Pero vayamos al meollo melómano. Menos hispanos de lo esperado, pero en modo entretenedor festivo latino ubicable entre la verbena nocturna y la fiesta de quinceañeras, en esas 18 piezas en 97 minutos levemente decrecientes ‘Los Texmeiniacs’, «por primera vez aquí en España», Baca dixit, mostraron varias facetas, digamos tres: primera, la festiva y mestiza puramente americana en versiones como ‘Hello Josephine’ (el rock and roll de Fats Domino), ‘Ay, te dejo en San Antonio’ (o sea el tex-mex original de Flaco Jiménez, en cuyo grupo militó cantando Baca, y que también es conocido por la versión de Los Lobos), ‘El Rey’ de José Alfredo del bis (lo cantó un flaco barbudo miembro del equipo de contratación: Actos Management), el ‘México-americano’ de Los Lobos (aquí va un audio lobuno, rebosante de orgullo de la raza de oro, como si fueran Los Tigres del Norte); la segunda faceta, la de las mexicanadas como la inaugural ‘Lucerito’ o la segunda, ‘Teresa la panadera’, también de Flaco, una pieza que empezó en plan polka y derivó hacia la cumbia tipo The Blazers (aquí un YouTube texmaníaco en vivo), la pachanga guay ‘Cayó una lagrima’ con referencia de Baca a Flaco, a quien acompañó por el País Vasco, recordó, más los instrumentales intercalados de raíz folklórica (son jarocho, vals…); y tercera faceta en modo de pinceladas anglos: un ‘Rain, Rain, Rain’ puro rock americano a lo John Hiatt, la imitación de los Texas Tornados en su composición original ‘How Can A Beautiful Woman Be So Ugly’ (Baca está muy influido por estos), la versión del ‘Across The Borderline’ de Ry Cooder que fue lo feble de la fiesta, o el apropiamiento del ‘Born On The Bayou’ de la Creedence Clearwater Revival que ellos han rebautizado ‘Born In The Barrio’. Si llega a alargarse el show, habría decrecido más (le sucedía a Flaco, les sucede a Los Tigres del Norte), pero nos dejó buena impresión en esa duración.

OSCAR CUBILLO

 

Lorenzo Martínez (batería), Max Baca (voz y bajo sexto), su sobrino Josh Baca (acordeón) y Noel Hernández (bajo eléctrico).

 

+++ ENTREVISTA +++

***

«Un Grammy te sube la agenda y salen mejores conciertos»

***

Los Texmaniacs de Max Baca cerraron la segunda jornada del 33 Getxo Folk con tex-mex y rock and roll

 

Músico tex-mex de larga tradición es Max Baca, nacido y criado en Albuquerque, Nuevo México. Su abuelo era acordeonista y su padre, Max Baca Sr., lo tocaba en una banda. De muy niño, a los cinco años, Max junior aprendió dos canciones al acordeón: la polka ‘Monterrey’ y el swing de Glenn Miller ‘In The Mood’. A los doce, con su hermano Jimmy montó el conjunto Los Hermanos Baca, con Max ya al bajo sexto y Jimmy al acordeón. Recorrieron Nuevo México tocando ‘Hey Baby Qué Pasó’, su versión de los Texas Tornados. Entonces Flaco Jiménez, el rey del tex-mex, pidió a Max que se mudara a San Antonio, Texas, para que tocara en su banda, y su figura se hizo internacional (o al menos conoció el circuito internacional).

En 1997 montó Los Texmaniacs, inspirado por los Texas Tornados y mirando no sólo a la ‘conjunto music’, música tex-mex o sonido norteño, sino también rock and roll. En 2010 ganaron el Grammy al mejor álbum Tejano del año por ‘Borders y Bailes’ (‘border’ significa frontera). Y el viernes animaron la noche en el 33º Festival Internacional de Folk de Getxo (Plaza de la Estación de Las Arenas, 23 h, 5 €), en cuarteto con Max Baca (bajo sexto, instrumento del que es uno de sus máximos representantes), su sobrino Josh Baca (acordeón diatónica, o sea trikitixa), Noel Hernández (bajo eléctrico) y Lorenzo Martínez (batería). El líder nos atendía antes de cruzar el charco desde su casa en San Antonio, Texas.

¿Cuántos días pasa cada año fuera de casa, actuando?

Depende de las ‘tocadas’. Cada año cambia, pero más o menos en uno tocamos unas 200 entre conciertos, teatros y festivales.

¿Cuántos coches tiene?

Tengo solamente dos. Una camioneta pickup Dodge, y una furgoneta Chrysler Town & Country.

Empezó tocando el acordeón. ¿Por qué se cambió al bajo sexto?

Yo empecé a tocar ‘la’ acordeón a los cinco años con mi hermano mayor, el papá de mi sobrino, que está tocando la acordeón conmigo ahorita en el grupo Los Texmaniacs. Cuando yo tenía más o menos siete años, escuché al bajista Óscar Téllez con Flaco Jiménez y me interesé mucho en el sonido del bajo sexto.

¿Qué es el bajo sexto? ¿Una guitarra?

El bajo sexto es una guitarra de doce cuerdas para acompañamiento, con cuerdas de bajo y cuerdas de guitarra. La afinación es diferente a la de una guitarra. El bajo sexto va afinado en cuartos. El bajo sexto crea el sonido original y propio del tex-mex cuando acompaña a un acordeón de botón. Bueno, son como hermanos.

Max Baca de niño tocaba el acordeón, pero en su banda se ocupa su sobrino Josh Baca (foto: Mr. Duck).

¿El Grammy que ganaron Los Texmaniacs en 2010 les cambió la vida?

Yo soy una persona humilde y para mí a ganar un Grammy fue un gran honor. Ganando el Grammy sí que me cambio la vida en poco. Ahora tengo más respeto a los músicos que andan en la lucha y buscándose la vida.

¿Ganar un Grammy permite mejorar la agenda de conciertos y subir el caché durante uno o dos años?

Sí que sube la agenda y salen mejores conciertos porque ahora somos ganadores del Grammy.

Ha tocado para Flaco Jiménez, el más grande representante del tex-mex. ¿Qué aprendió de él?

Flaco Jiménez para mí es como un padre. Flaco me dio la gran oportunidad.

Con Flaco ha actuado a menudo en España y en el País Vasco. ¿Qué le gusta de aquí?

Flaco Jiménez me llevó con él la primera vez a España. Toqué el bajo sexto y el bajo eléctrico en giras por toda España. Para mí fue un gran honor y guardo memorias bonitas. España es muy preciosa y la gente nos recibió muy bien bonito y siempre apoyó el grupo de Flaco Jiménez.

Los Texmaniacs tocan tex-mex. ¿Qué les diferencia del mariachi?

Los Texmaniacs es un grupo que toca tex-mex, rock and roll, blues y country con instrumentos tradicionales: el acordeón de botón, bajo sexto, bajo eléctrico y las tamboras. ¡Y cantamos en español y en ‘English’!

¿Tienen canciones en inglés?

Sí que tenemos algunas en inglés. Música original y también canciones que la gente conoce y le gustan.

Su sonido es muy eléctrico, ¿no?

Podemos cambiar nuestro sonido a lo tradicional o al eléctrico dependiendo si es un concierto grande o en un teatro íntimo

¿Tocan algún narcocorrido?

No, no tocamos narcocorridos

¿Cómo será su concierto del 33 Festival Getxo Folk?

Vamos ahí a presentar música tradicional, rock and roll, blues y country.

¿Qué tipo de público va a sus conciertos por Europa? ¿Emigrantes latinos sobre todo?

Un poco de todo. Depende de en qué país estamos.

OSCAR CUBILLO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: