Cyanide Pills: El tiempo justo

Vistos desde la barra, donde pedí una cocacola zero (imagen de móvil: O.C.E.).

CAL: **

Jueves 9 de noviembre de 2017, Bilbao, Nave 9, 21 h, 7 €.

 

Estos cinco punks de Leeds triunfaron en la Nave 9, plagada de tías guiris y tíos con chupas de cuero, gracias a un show fugaz y neoclásico entre Ramones, Sex Pistols y Strokes

 

En una tarde noche con mogollón de bolos para elegir en Bilbao, ambientazo vivimos el jueves en la Nave 9, el bar del Museo Marítimo, donde se veían muchos elegantes punks locales, muchas desatadas espectadoras guiris (inglesas) y muchos tipos con chupas de cuero. Oficiaban cinco punks de Leeds, los Cyanide Pills (esta es su web), unos tíos que no son de ayer y a los que no les sobran virtudes, pero que supieron divertirnos y atraparnos con un repertorio clásico y básico de punk 77 que sonó tan atemporal como si se facturara ahora mismo desde Nueva York.

Tocaron 20 canciones en 47 minutos, y eso contando una larga interrupción técnica de unos cinco minutos o más que casi nos corta el vacilón. Liderados por un cantante de escuela punk algo Johnny Rotten, con el baterista en camiseta sin mangas y los otros cuatro componentes con chupas de cuero cruzadas, los Cyanide Pills pegaron con cinta aislante varios setlists en las paredes con tamaño de letra más gordo que el que le ponían a Hitler (era tan vanidoso que no quería usar gafas, en serio) y se pusieron a lo suyo: arrancaron ‘undertónicamente’ ramonianos (‘Don’t Remenber’), usaron la ironía de los Toy Dolls (‘Mail Order’), sonaron modernos y actuales como los Skaters (‘Back It Up’) e incluso como los Strokes transversales (el pegajoso ‘Dance With You’, las melodías de ‘Can’t Get It Up’), se rindieron de nuevo a los mandamientos ramonianos (‘Johhny Thunders Lived In Leeds’), resonaron trogloditas como  los Stiff Little Fingers (‘Still Bored’, de lo mejor del lote), justo aquí sufrieron el parón cortarrollos, pero reiniciaron y se amoldaron al gancho de los Buzzcocks (‘Up Against The Wall’, otro pelotazo), el cantante cantó una vez más entre el público a ras de suelo (‘Apathy’), insistieron en el rollo Ramones / Undertones (‘Only You’), se marcaron un rocanrol redoblado para cerrar (‘Black Lightning’), y en el bis cuádruple sonaron ramonianos (‘Alone Tonight’) y de coña como los Toy Dolls (‘Suicide Bomber’, cuyo estribillo reza algo así como me enamoré de una suicida).

Falta el vocalista, que estaría cantando entre el público, a ras de suelo (imagen de móvil: O.C.E.).

Un bolo auténtico, desenfadado, retrojuvenil, bastante Clash y Pistols también, con los Cyanide Pills aprovechando sus escasos recursos (el mejor parecía el bajista negro) y tocando el tiempo justo para dejar con ganas de más. Hum… resultaron tan fugaces que hasta Cenicienta habría podido asistir.

OSCAR CUBILLO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: