Bonzos: Narco punk

El cuarteto base bonzo con Álvaro, Juancar, Jorge y Eneko (imagen de móvil: Iñaki López).

CAL: **

Jueves 4 de enero de 2018, Bilbao, Kafe Antzokia, 21.30 h, 10-12 €.

 

El getxotarra Parlange, líder de Los Clavos y Help Me Devil, ha reactivado a su ramoniana banda intermedia, a Bonzos, con la que ahora dispara narco punk and roll y que convenció a (casi) todos los presentes en el Kafe Antzokia

 

Me han comentado que esta es una reseña demasiado ‘condescendiente’ con el bolo, pero bueno, allá vamos…

Reactivados casi 20 años después con el disco ‘Hagamos América punk otra vez’ (Family Spree Recordings, 2017; está en Bandcamp), una colección de historias vitales a menudo narcotraficantes con la que están girando por clubes españoles y con la que esperan dar el salto a Sudamérica, los Bonzos estrenaron el jueves en Bilbao su opus de resurrección ante dos centenares de personas bastante mixtas, extasiadas y predispuestas a la fiesta. Yo creo que todos esperábamos al menos 100 más, pero ellos no se dejaron amilanar ni deprimir y dieron un bolo constante (o sea sin bajones) y ramoniano, al principio perjudicado por cierta burbuja sónica (aun así pensé que sonaban mejor que Dictators NYC), y en cuarteto con tres invitados esporádicos: Suso, su primer bajista, en ‘Bonzo Girl’, la guapísima Virginia, de Toro y La Niña del Frenesí y de Joe, en la conexión power-pop ‘Crush On You’ («lo más bonito que he escrito», confió el líder; aquí va un YouTube de ese momento), y Francis de Doctor Deseo en la surfera ‘Quise ser Gardel’, porque «si alguien en esta ciudad sabe de tango es el señor Francis», halagó el líder bonzo Juan Carlos Parlange, que le cedió el micrófono y el espacio para que bailara contento como Woody Allen («Francis es una mezcla entre Bowie y La Otxoa», le describió el amigo Tsustas, y seguro que le suena bien).

Francis Doctor Deseo participando en ‘Quiero ser Gardel’ (imagen de móvil: Kepa Aristegi).

Les teloneó el tan elegante como reiterativo one man band Hombre Lobo Internacional y, contando la introducción de Ennio Morricone (‘Ecstasy Of Gold’, de ‘El bueno, el feo y el malo’), en 67 minutos Bonzos tocaron 18 temas, entre ellos dos versiones: ‘Situaciones’, de Slaughter & The Dogs, y, abriendo el bis, ‘Rock and roll is dead’ de los Rubinoos. Pero sobre todo destacaron las historietas que ahora escribe Parlange, al menos cuatro de ellas de inspiración narcotraficante: la inaugural ‘Rey de la ría’, la tipo Vegetales ‘El patrón del mal’, el himno ‘Narco punk’ («somos narcos / somos punks / somos narcopunks», la introdujo el capo) o la nueva ‘El Expreso de Badajoz’, sobre un tipo que viaja a Bangkok para trapichear y acaba en la cárcel, en el Hilton de ahí, como llaman a tal penal.

Con lírica retrojuvenil y pasión ramoniana vinculable a Depressing Claim, The Queers, los mentados Vegetales, Shock Treatment o Las Señoritas Estrechas, Parlange dirigió un bolo brillante, un reencuentro con su afición local que logró hitos como las citadas ‘El patrón del mal’ y ‘Narco punk’, y también ‘Te cuidaré más que a mis ojos’ y, en el bis, la ardiente y altamente energética ‘Lluvia, hierro y rock & roll’, dedicada al ex Bonzo presente en la sala Álvaro Heras. Y otra dedicatoria cayó justo antes de ‘Disturbios en el Bronx’, ésta para Juancar Muga, quien también estuvo atento al show y del que recordó Parlange que hace 22 años les llevó a tocar al Antzokia y fueron el primer grupo «en cantar en inglés en este santo templo». Hum… antes que nadie, porque ese día telonearon a los Dictators en su segunda visita a Bilbao, allá por el 96 (la primera fue en el 95 a En Canal).

Además Bonzos rozaron la autoayuda (‘El futuro no está escrito’), surfearon (‘Charlie Ya Hace Surf’, que a Tsustas le recordó a los a Queers) y patinaron (‘Tas Pappas’, «el único skater que importa», espetó Juancar al acabarla sobre este personaje sponsorizado y ex drogadicto), y facturaron glam grande (‘Nueva York’).

Bonzos con Virginia en ‘Crush On You’ (imagen de móvil: Mario Antolín).

Y reflexionando durante su buen bolo (pero rematado con un bis triple mejorable), concluí que los resucitados Bonzos oficiaron mucho mejor sobre el mismo escenario donde la semana previa actuaron los también roqueros vascos legendarios y reactivados Atom Rhumba (así lo contamos), y lo afirmo por diversas razones: cuarteto más engrasado, implicado y comprometido (también se trata de un supergrupo, con el barbudo Álvaro Segovia -ex Atom Rhumba, por cierto- a la guitarra y el surfero bigotón Eneko al bajo, quien se aprendió el repertorio en cuatro días; «Eneko toca en Cavaliere con Álvaro y con Jorge en The Flipping Karlomagnos», no lo ubicó Parlange el día después), mejores canciones (no solo más directas y en castellano), repertorio mejor ordenado, menos pose (postureo), liderazgo más sincero, capaz y conocedor del medio de Parlange, un baterista igual de potente que el rhumbero Etxebeste (Jorge Hernández, miembro fundador de Bonzos y también con Parlange en Los Clavos), show mejor recibido por el respetable (en Atom Rhumba demasiada gente hablaba y molestaba, en Bonzos numerosos madrileños jaleaban desde las primeras filas). Bonzos usaron el rock and roll como una forma de expresión, no como una interpretación (aunque llevaban más bolos a sus espaldas en esta gira que Atom Rhumba cuando les catamos).

OSCAR CUBILLO

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: