Inun: Más allá de la etiqueta (+ entrevista)

Inun en la presentación en el Loraldia, en un tema en sexteto al completo (foto: David Herranz).

CAL: **

Jueves 22 de marzo de 2018, Bilbao, Kafe Antzokia, 22 h, 10 €.

Su tercer disco, el autoproducido ‘Aingurak’ (Anclas), de 2018.

 

El vizcaíno Inun estrenó en el 4º Festival Loraldia su tercer álbum, ‘Aingurak / Anclas’, de fresco pop cantautoril. Aunque la etiqueta, el marbete de cantautor, le queda corto y hasta despista

 

NOTA PREVIA: El fresco cantautor euskaldun Inun (Mikel Inunziaga, Amorebieta, 1983) ha editado su tercer disco, el autoproducido ‘Aingurak’ (Anclas). Lo estrenó en sexteto dentro del cuarto festival Loraldia. Se mostraba contento ante la ocasión: «Este festival lleva las artes euskaldunes a Bilbao y el Kafe Antzokia es un referente de la cultura vasca, con un equipo muy profesional y donde ya he presentado tres veces». Ante el estreno, Inun aseguraba: «La gente se va encontrar con un concierto guapo. Y sorprendente por la cantidad de matices, ya que somos seis en la banda. Va a ser un concierto con color».

Inun se desmarca del biotipo de cantautor vasco serio y solemne en la estela de Benito Lertxundi. En su novedad se pueden auscultar desde soul hasta la nocturnidad urbana de Benjamin Clementine, The National o Mark Eitzel. El autor dice que ‘Anclas’ es un híbrido de su dos discos previos: «Eso es, entre ‘Berreginez’, que fue un poco más salvaje, y ‘Da nola’, de instrumentación más trabajada. ‘Aingurak’ trae algo de los dos, esa frescura inicial y además se nota que está más elaborado. Se ve que he aprendido a componer y grabar con los años. Las letras tienen peso, no son positivas, pero las aligero con ritmos más poperos o mediante las melodías».

Componer lo hace solo, pero en directo actúa en solitario o con banda. «Depende de factores como el económico, el espacio disponible… Para mí tocar a solas no es peor. Pierdes gama de colores pero ganas en cercanía al público». Inun tiene 35 años y un empleo formal de educación física, con lo cual puede afrontar la música sin ataduras comerciales, etc. ÓSCAR CUBILLO

 

Inun tiene un empleo formal de educación física y por eso es tan libre (foto: David Herranz).

 

El jueves subimos y bajamos las escaleras del Kafe Antzokia para catar interesados dos conciertos: a las 8.30, arriba, en el Antxiki, uno de los canadienses Esmerine, con miembros de Godspeed You! Black Emperor en sus filas, haciendo post rock peliculero y de cámara (como se narra en el post previo), y abajo, a las 10, en el Antzoki, otro del cantautor vizcaíno Inun presentando su tercer disco, ‘Aingurak / Anclas’. Ambos conciertos tuvieron muchas concomitancias: la justa duración (60 minutos arriba, 70 abajo), el precio parecido (10 Inun, 10-12 € Esmerine), la banda base (quinteto con una chica), las ovaciones del público (arriba gritaban bravo y abajo jaleaban aúpa), las sillas disponibles (en el Antzoki había sillas en el anfiteatro, en el Antxiki ocupaban casi todo el espacio), el tono menor inherente en numerosas composiciones (a lo Walkabouts a veces en ambos ambientes), la trompeta (más protagonista en el caso de Inun y en forma de fiscornio en el de los americanos), los tarareos melódicos (optimistas en boca de Inun, introspectivos y cultos en la de Esmerine), y hasta ciertos lapsos jazz. Lo que les diferenció fue la solemnidad abstraída y casi ausente de los canadienses, que contrastó con las ganas de conectar con los parroquianos del vizcaíno. Ah, también se parecieron ambos bolos en la prisa por vender discos al acabar a un público evidentemente satisfecho, contento y predispuesto a la compra.

A las 10, Inun (Mikel Inunziaga, Amorebieta, 35 años, trabaja en educación física y esta es su web) estrenó su recomendable tercer disco, el autoproducido ‘Aingurak’ (Anclas; aquí se puede oír y debería entrar en las listas de los mejores discos de 2018), en el marco del 4º Loraldia, festival bilbaíno de artes en euskera, ante unas 150 personas, con muchas féminas y bastante juventud. Le ovacionaron tanto que en una ocasión dijo Inun: «Gracias, esto es jugar en casa». Inun cantó 15 temas en 70 minutos en los que la etiqueta de cantautor no es que se le quede corta, es que hasta despista. Fresco, pulcro, luminoso y feliz en la forma, ordenó muy bien las canciones para ir hacia arriba, abriendo con su usual tono menor (‘Aingura’; ancla, esta vez en singular), apurando el alt co y arrimándose a Shawn Mendes en la misma canción (‘Oi, bihotz’, con el guitarrista Dani Tomás usando el e-bow) y echando mano esporádicamente del trompetista Sergio Mayoral, con el que alcanzó el formato sexteto en temas a veces con potencial comercial extra (a lo Fleetwood Mac ‘Nabil banabil’, con chulo solo del trompetista).

En sexteto visto desde el anfiteatro en el 4º Loraldia (foto: David Herranz).

Inun, zurdo como su baterista Argibel Euba, el jueves rompió las fronteras del género cantautoril euskaldun (frescor, guitarras a lo Keziah Jones –las de ‘Desterratuen kaia’-, soul, tarareos jazzers…), pilotó baladas marítimas a lo Smile (‘Da nola’, la que titula su segundo disco, muy coreada por la gente; Inun debería actuar cuanto antes en el festival de Mundaka), resonó claro y moderno a lo Fink (‘Barkaidazu’, con ovaciones intercaladas), créanse que logró híbridos entre Sting y Ruper Ordorika (‘Gatza zure elurrean’), picó en el jazz (la trompeta cool y el pop global osmotizándose en ‘Oianone’, con tararos fusión y uso de loops), se lució en dos dúos distintos (uno con el trompetista mejorando a los Berri Txarrak desenchufados y otro con la corista y percusionista Bihotz Gorospe remitiendo al cantautor pop londinense afincado en Euskadi Adam Giles Levy), usó el tono menor a lo Walkabouts (‘Nor ari da’) y se reservó las cartas más soul para la parte postrera (‘Zatoz’ ésta para acabar el bolo antes del bis y presentar de corrido a la banda, a todos los miembros por segunda vez, también al bajista Ekain Alzola –que no lo habíamos citado en este texto-, y ‘Bila ta bila’ para acabar el bis y el show y todo). Mola Inun. Síganlo.

ÓSCAR CUBILLO

 

Clip de su canción ‘Bila ta bila’:

 

 

+++ ENTREVISTA +++

(Esta que sigue es la entrevista promocional que apoya la salida del tercer CD de Inun, ‘Aingurak / Anclas’;

se la hizo Lutxo Egia)

 

Mikel Inunziaga ‘Inun’, participó en diferentes proyectos musicales antes de publicar en 2014 ‘Berreginez’, su primer disco en solitario. Lo grabó por su cuenta, utilizando el looper y el tambor electrónico. En 2016, vio la luz ‘Da nola’, su segundo trabajo. En aquél compuso temas sobre letras de poetas como Jon Mirande, Itxaro Borda o Miren Agur Meabe.

En esta ocasión, Inun viene con un el disco titulado ‘Aingurak’ (Anclas). En este tercer trabajo de estilo pop del cantante de Zornotza, se combinan ritmos con fuerza y peso con melodías frescas.

  1. Tu tercer disco se llama ‘Aingurak’.

La idea la he cogido prestada del poema ‘Aingurak erreketan’ de Jon Benito, que he musicado en el disco. Es un poema que me encanta, por cierto. Además, creo que la palabra ‘aingura’ (ancla) simboliza muy bien el carácter del disco; las canciones tienen fuerza y peso, bien por sus textos, ritmos o melodías.

  1.  ¿Qué trae de nuevo este disco respecto a los anteriores?

He aprendido de todo lo que he hecho en anteriores trabajos y creo que me ha salido el disco más redondo hasta ahora. Este trabajo tiene el frescor de mi primer disco ‘Berreginez’ y la producción cuidada de mi segundo disco ‘Da nola’, pero con las mejoras que aportan el tiempo y  la experiencia, claro.

  1. Dices que las canciones tienen especial peso y fuerza. ¿Puedes explicarlo?

‘Aingura’, ‘Nor ari da’ o ‘Zer emateko prest’, por ejemplo, no son canciones ligeras, ni mucho menos. Tienen ritmos pesados, lentos, y van acompañadas de letras con miga. Pero no me gusta hacer apología de la tristeza, ni mucho menos. Por eso, he introducido también canciones más ligeras, añadiendo aire al disco. Claros ejemplos de ello son las canciones ‘Piztia zaurituak’ o ‘Nabil banabil’: aunque sus letras tienen miga, son frescas en cuanto a ritmo y melodía.

  1. ¿Qué nos sugiere ‘Aingurak’?

Es un disco introspectivo, en su medida. Se plantean preguntas y críticas a la situación social actual y a uno mismo. Aunque hay canciones de estilos diferentes, cada una te invita a reflexionar.

  1. Ha pasado un año desde la publicación de ‘Da nola’. No es habitual publicar un nuevo trabajo en tan corto periodo de tiempo. ¿Tu decisión ha tenido que ver con querer ofrecer algo nuevo?

Es cierto, ha pasado poco tiempo desde que publiqué ‘Da nola’. Pero eso tiene un motivo: el disco ‘Da nola’ no me lo esperaba, fue un accidente, precioso accidente, por cierto. En 2015 y 2016 participé en el festival Gutun Zuria interpretando en directo canciones basadas en poemas de escritores vascos. De ese trabajo compuse varias canciones y de ahí surgió el disco ‘Da nola’. Pero yo, en paralelo, seguía componiendo canciones propias para publicar un disco más personal. Y esto es lo que trae este disco: un proyecto personal que refleja lo que soy ahora.

  1. En el disco ‘Da nola’ te estrenaste con banda (guitarra eléctrica, bajo, batería, percusión y coros). ¿Le ha aportado algo eso a este tercer trabajo?

A mí me gusta tomar la responsabilidad de la grabación en mis discos, en la medida de mis posibilidades, grabando diferentes instrumentos. Pero tuve suerte de conocer a los músicos de la banda y he contado con ellos de nuevo. También he querido que su participación en la grabación de ‘Aingurak’ fuera mayor, porque creo que aportan riqueza al disco. Ekain Alzola ha grabado los bajos, Dani Tomás algunas guitarras eléctricas y Bihotz Gorospe los coros. Y al equipo de trabajo se ha sumado Sergio Mayoral, dándole color con su trompeta a algunas canciones.

  1. La trompeta como nuevo instrumento…

Me gusta jugar con diferentes sonoridades. Cuando compongo, generalmente lo hago con la guitarra acústica, y mientras lo hago imagino toda su instrumentación en mi cabeza. Mientras componía las canciones para este disco, en algunas de ellas escuchaba la trompeta en mi cabeza y  por eso me he animado a introducirla.

Inun en el en el 4º Loraldia, aunque no se vea la A del logotipo festialero (foto: David Herranz).

  1. ¿Y has obtenido aquello que imaginabas?

Cada instrumento, depende de cómo se toque, te lleva a un determinado lugar. En este disco hemos introducido trompeta en tres canciones, y su función es distinta en cada una de ellas. En ‘Nabil banabil’ hemos querido buscar un toque ‘latin’, aportando síncopas, melodías ricas y gran energía en la interpretación. En ‘Piztia zaurituak’ y ‘Zer emateko prest zaude’, en cambio, aunque son canciones muy distintas entre sí, hemos querido buscar otra cosa con trompeta: melancolía, peso…

  1. Has publicado un disco de ocho canciones. ¿Por qué ocho?

El número de canciones no es algo en lo que haya pensado. En este trabajo he reunido canciones que tenía guardadas con otras más recientes y esas son las que creo que tienen que estar, sin más. Tengo que decir que esas canciones menos recientes las creé con otro tipo de instrumentación, pero les he dado una vuelta y creo que se han adaptado muy bien a lo que he querido ofrecer en este disco.

  1. ¿Cómo ha ido el proceso de grabación?

Las grabaciones suelen ser más duras de lo que uno querría. Además, como he dicho, intento grabar yo mismo todo lo que puedo. Empecé en diciembre y han sido dos meses de trabajo intenso. También ha hecho un gran trabajo en grabación y sobre todo en mezcla y masterización el productor Rubén G. Mateos y, a decir verdad, es él quien ha redondeado el sonido final del disco.

  1. Además de tus letras, has vuelto a poner música a textos de otros autores. ¿Cómo es ese proceso?

Sí, tres personas han tomado parte en el proceso de las letras: Iñigo Astiz, Iñaki Mendizabal y Jon Benito. En este disco he trabajado de dos maneras. En el caso de Jon Benito, he escogido el poema ‘Aingurak erreketan’, lo he hecho mío y lo he musicalizado. Con Iñigo Astiz e Iñaki Mendizabal ha habido una colaboración; yo tenía unas melodías y ellos han adaptado la letra a lo que yo ya tenía.

  1. ¿Qué te ofrecen esas letras?

Es un gozo el poder poner música a textos o poemas que me gustan. Arrastro esos textos a mi terreno, convirtiéndolos en canción, y disfruto mucho en ese proceso. Además, esto de musicalizar textos de otros me permite conocer a esas personas, y eso también es algo bonito.

  1. ¿Y ves diferencias entre tus letras y las suyas? En la temática, en el modo tratarlas…

Claro que sí. Cada cual tiene su manera de decir las cosas. Pero me tengo que sentir reflejado en ese poema o texto, y así es como lo hago mío. No puedo componer una canción con textos que no me dicen nada.

  1. Este disco, como los dos anteriores, es autoproducido. ¿Estás satisfecho con tu elección? ¿No prefieres estar dentro de una discográfica?

Estoy satisfecho con las elecciones tomadas hasta ahora. Antes de empezar a tocar puertas siempre he valorado antes la viavilidad de autoproducírmelo. Hasta ahora he tenido los recursos suficientes para publicar los discos por mi cuenta, por eso no he tenido necesidad de acudir a nadie.

  1. El disco se presenta dentro del festival Loraldia.

Sí, estoy contento de participar en este festival. Es imprescindible ofrecerle a la cultura vasca un espacio digno, y tomar parte de uno de ellos es un placer para mí.

  1. El concierto de presentación será en el Kafe Antzokia de Bilbao, el 22 de marzo.

Así es. Los anteriores discos los presenté también ahí. El Kafe Antzokia es uno de los espacios referentes de la cultura en Euskal Herria. Además, es un espacio magnífico para ofrecer un concierto, sus técnicos son muy profesionales. ¿Qué más se puede pedir? Tocar en directo ahí es un honor para mí.

  1. Te hemos visto en directo en diferentes formatos: ¿Cómo va a ser la presentación de ‘Aingurak’?

Estaré bien respaldado con los músicos y amigos que me han acompañado hasta ahora: Argibel Euba, en la batería; Dani Tomás, en la guitarra eléctrica; Bihotz Gorospe, en coros y percusión; Ekain Alzola, con el bajo; y para este concierto se sumará el trompetista Sergio Mayoral. Estamos preparando el concierto con mucho esmero, creo vamos a ofrecer un buen espectáculo, ¡claro que sí!

  1. En la presentación del Antzoki tocarás con la banda. Pero siempre no es posible tocar con todos los músicos. ¿Qué formatos vas a ofrecer?

Dependiendo del espacio, presupuesto y otros factores, tocaré en un formato u otro. En escenarios grandes nos presentaremos con la banda, y en los más reducidos en dúo o en solitario. En formato dúo me acompañará Bihotz Gorospe, con percusión y coros.

  1. Acabas de grabar un video de la canción ‘Piztia zaurituak’ en acústico, en formato trío. ¿Te animarás también a tocar en ese formato?

Los amigos de Arriguri acaban de grabarnos un video en directo donde salimos Ekain Alzola al contrabajo, Sergio Mayoral trompeta y yo con la guitarra y voz. Y sí, es posible que actúe en más formatos, por ejemplo en el que hemos hecho en el video.

Anuncios
Comments
One Response to “Inun: Más allá de la etiqueta (+ entrevista)”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] de ‘Aingurak’. ¡Mil gracias a todas las personas que os acercasteis al kafe Antzokia! https://bilbaoenvivo.wordpress.com/…/inun-mas-alla-de-la-e…/ Argazkia / Foto: David […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: