Sidecars: Cita íntima y especial

Juancho Conejo Torres, siete años menor que su hermano Leiva (foto: Carlos García Azpiazu).

CAL: **

Jueves 12 de abril de 2018, Astrabudua / Erandio, Sonora, 21 h, 22-24 €.

 

El quinteto de Juancho, guitarrista y hermano de Leiva, dio un show acústico, suave y sentido pero fornido y sin bajones en una calurosa sala Sonora llena de gente joven y guapa.

La cuarta vez que les veíamos

 

El jueves, unos 40 días después de su celebrada actuación en un Kafe Antzokia que agotaron con meses de antelación y donde presentaron su quinto álbum oficial (‘Cuestión de gravedad’), los Sidecars madrileños regresaron a Bizkaia para dar un esta vez un concierto acústico patrocinado por una marca cervecera (Mahou). Un show acústico más «íntimo y especial», como lo definió el líder, Juancho, el hermano de Leiva y guitarrista de su banda. El local elegido fue la discoteca Sonora de Astrabudua y habría más de 200 personas muy jóvenes, muy pulcras, muy elegantes y muy guapas, no solo ellas, ¿eh?

Fue la cuarta vez que les veía y en quinteto, sin flaquear y siguiendo una línea suave pero sin bajones, Sidecars (Alameda de Osuna, 2006) tocaron 17 temas en 99 minutos, con Juancho siempre a la guitarra acústica (la cual le bastó para llenarlo todo y lucirse a menudo, por ejemplo en esos punteos rechulos que extrajo en una introducción blusera), con el refuerzo de una percusión y el protagonismo de los teclados (los dos miembros no oficiales del combo). Destilaron un bolo muy vitalista, de rock and roll campero a veces muy americano pero natural (no impostado), con bastantes gradaciones soul, y que en no pocos momentos recordó al rollo de Leiva: por la dulce delicadeza sobre todo hacia las chicas coprotagonistas de tantas letras, el cantar en segunda persona, los dobles sentidos sexuales, las vivencias crápulas y noctívagas en el incomparable marco de Madrid, el deje sentimental que no sentimentaloide, algún gesto brusco como que se cae a un lado tocando la guitarra…

Juancho apuntando a un éxito con el que que ya convive (foto: Carlos García Azpiazu).

En la discoteca hacía mucho calor (‘fuego’, dijo un tipo) y el público paradójicamente estaba muy parlanchín (¿para eso pagan 24 eurazos o eran todos invitados?), pero todo el rato los coros del respetable se elevaron al cielo con decisión y con más protagonismo de las voces masculinas que la víspera en el concierto de La Pegatina en el Kafe Antzokia agotado (ah, se rumoró que la Sonora había alcanzado el sold out, por eso hubo gente que no acudió a Astrabudua aunque quedaban entradas en taquilla).

Sidecars abrieron con soul emocional y coros a lo Mumford & Sons (‘Cremalleras’), elaboraron arropador pop ‘parapá’ (‘La tormenta’), se pusieron camperos a lo Pereza (‘Fuego cruzado’) y hasta se atrevieron con rancheras como si fueran Calexico (‘Costa da Morte’). Juancho se puso la máscara de vulnerable (en ‘Todos mis males’ se tacha de cobarde), a solas en escena armado únicamente con la guitarra acústica se lució con una pieza folkster (‘De película’, otra de las muy coreadas), animó a la peña predispuesta con rocanrolito calamariano (‘Chavales de instituto’, en cuya introducción retó: «¿quién dijo que no se podía bailar en un show acústico?»), y alcanzó su cenit con (soy) ‘Fan de ti’ («de tu manera de vestir, de cada gramo de tu maquillaje, soy fan de verte presumir», proclama en la primera estrofa).

Dr. Gerbass (bajo), Ruly (batería) y Juancho, los tres Sidecars oficiales (foto: Carlos García Azpiazu).

También miró al rock americano como epígono de M-Clan (‘Una eternidad’), insufló soul a cierta lírica sabiniana (‘Dinamita’), y no le dio miedo absorber lo indie grande (‘Locos de atar’) ni el soft rock traducido (‘Tu mejor pasadilla’), antes de un bis triple muy Leiva con ‘Amasijo de huesos’, un dramático y coreado ‘Los amantes’, y la despedida definitiva con ‘Contra las cuerdas’, con los emocionantes coros del respetable, con el recordatorio y el reconocimiento de que al grupo Sidecars le ha costado mucho abrirse un hueco en Bilbao (esos conciertos ante muy poca peña donde ya les hemos visto, como esta de mayo de 2014 en la Sala Azkena), y con las simpáticas presentaciones de los cinco oficiantes, de los cuales sólo son tres miembros oficiales de Sidecars: Juancho (guitarra, gorra y barbas), Dr. Gerbass (bajo, patillas y altura; Juancho contó que lleva con él doce años) y Ruly (batería, sombrero y tatus; Juancho informó que eran amigos desde el instituto).

ÓSCAR CUBILLO

 

Clip de su canción ‘Tu mejor pesadilla’, primer single de su quinto CD, ‘Cuestión de gravedad’:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: