David Pastor 4t: Jazz de película

En la primera, ‘The way you look tonight’, de la película de Fred Astaire ‘Swing Time’ (imagen de móvil: O.C.E.).

CAL: **

Jueves 26 de abril de 2018, Bilbao, 27º Curso BJC, Hotel Conde Duque, 20 h, 12 €.

 

Estupenda panorámica de melodías cinéfilas adaptadas por el trompetista valenciano en el Bilbaína Jazz Club al frente de un cuarteto de fuste internacional. El repertorio es un encargo que grabará en septiembre en Bremen

 

El jueves, en el Hotel Conde Duque del Campo Volantín, en su sala rectangular y rozando el lleno, se celebró una sesión más del tercer trimestre, el primaveral, del 27º curso del Bilbaína Jazz Club (BJC). Oficiaba un amigo del club, el trompetista valenciano David Pastor (Sedaví, 1974), que arribó en cuarteto de relumbrón completado por el baterista sueco Anton Jarl (¡el de Los Mambo Jambo!), el contrabajista de Kansas City Tom Warburton y el pianista barcelonés Francesc Capella, un maestro con todas las de la ley, como también lo es Pastor: es profesor titular de trompeta en el Taller de Músics de Barcelona y director de su big band. «Enormes músicos y mejores personas», etiquetó a sus acompañantes el líder, que también cada día funciona más con su grupo Nu-Roots (con el que le hicimos este post).

Pastor, vinculado además con la música clásica, también ha alquilado su trompeta a músicos comerciales como, copiamos del dossier del BJC, «Presuntos Implicados, Sole Giménez, Michael Bubble, Armando Manzanero, Celia Cruz, Lucrecia, Martirio, Miguel Poveda, Santiago Auserón, Seguridad Social, Lolita, Jaime Urrutia, Fundación Tony Manero…». Pues al músico valenciano su sello discográfico, Dot Time Records, le ha hecho un encargo: grabar un vinilo en directo con adaptaciones de películas. La sesión tendrá lugar el 22 de septiembre en Bremen, Alemania, «donde estaremos grabando esto mismo y si vais ahí ese día estáis invitados». Hum… ¿a que le tomo la palabra? En Bremen vi por primera vez a Eric Burdon y pude ver romper el tópico ése de que los alemanes son fríos en concierto (si no reaccionan, es que no les gusta lo que ven, el artista, el músico).

«Seguro que todos los temas que vamos a tocar os suenan», advirtió Pastor, que protagonizó una sesión de 8 piezas en 78 minutos, o sea que puede que el vinilo sea doble. Según lo catado el jueves, el cuarteto tiene bastante bien rodado el repertorio, pues apenas hubo relleno solista (los siempre peligrosos de contrabajo estuvieron bien), la conjunción se notó siempre y brotó volcánica en momentos puntuales (el final percusivo de ‘Sonrisas y lágrimas’), y el repertorio cinéfilo lo presentó (casi) por entero el profesor Pastor (bienvenida sea la divulgación).

Al líder ya se le puso roja la cara de soplar la trompeta en la primera pieza, la sinatriana ‘The way you look tonight’, famosa por Fred Astaire y la película ‘Swing Time’ (En alas de la danza’ en España), que en versión del valenciano arrancó con soul, picó en el jazz punzante y dejó espacio para el pianista efectivamente magistral. Todo el repertorio fue muy bueno, salvo quizá en dos piezas buenas a secas: la primera habría sido ‘Mañana de carnaval’ de ‘Orfeo negro’, por melódica, contenida, dramática y discursiva. A la tercera, un swing con solos bop de la película ‘Ellos y ellas’, a Pastor se le puso la cara roja como un pimiento durante sus solos estridentes, y tras la ovación cayó ‘Chinatown’ con una introducción pianista muy ‘La La Land’ antes del blues lento con escobillas que podría soplar el bueno de Louis Armstrong, o sea todo sentimiento, arrastrado pero con dignidad y guiños a la clásica a cargo de Capella en un solo y de Pastor en una coda.

Saludos de Francesc Capella, David Pastor, Anton Jarl y Tom Warburton (imagen de móvil: O.C.E.).

Puede que las cimas las cruzáramos en las selecciones de ‘Sonrisas y lágrimas’ (‘Mis cosas favoritas’), un viaje dramático expansivo y con el final percusivo antes citado para mayor lucimiento del sobrio Anton Jarl, y la de ‘Desayuno con diamantes’, el standard ‘Moon River’ de Henry Mancini (con letra de Johnny Mercer), el segundo tema más reconocible de la sesión, un delicado after hours interpretado por maestría por un David Pastor que al acabarla cosechó aplausos enmudecidos.

Después llegó la pieza más famosa, la única que no presentó: ‘Stayin’ Alive’, la de los Bee Gees en ‘Fiebre del sábado noche’, un divertimento funk, el segundo tema solo bueno a secas, con coros y palmas del respetable, y con solo baterista del sueco en plan second line de Nueva Orleans. Saludaron los cuatro y antes del bis, como dijo Pastor, no hicieron el paripé de salir y volver a escena («unos vamos teniendo una edad… y otros dos», alegó) para regalarnos en la despedida definitiva el veloz ejercicio de estilo bop con trazos selváticos a lo Gene Krupa ‘I Got Rhythm’, de Gershwin (presentó así a secas Pastor; al escribir este texto busqué en Internet y veo que Gershwin lo compuso para el musical ‘Girl Crazy / Loco por ellas’ y que el mismo tema es más famoso por la película ‘Un americano en París’, con Gene Kelly bailando claqué).

Pues así cursó otra sesión estupenda de jueves en la nueva localización del Bilbaína Jazz Club, en el Hotel del Jazz, como llaman los músicos al Conde Duque, por Count Basie y Duke Ellington. A pesar de los apuros presupuestarios que encara el BJC, la incertidumbre está paliándose con unas sesiones magníficas.

OSCAR CUBILLO

 

Gene Kelly bailando ‘I Got Rhythm’ en ‘Un americano en París’:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: