Malcolmers Than Youngers + The Riff Truckers + Last Fair Deal: El homenaje de la escena vasca a Malcolm Young

Have A Drink Of Me, alias de Lasf Fair Deal con Gonzalo Portugal subido al pedestal (foto: Begoña Marijuán-Requeta).

CAL: – / * / –

Sábado 28 de abril de 2018, Bilbao, Kafe Antzokia, 22 h, 10-12 €.

 

Tres grupos vascos con las alineaciones reforzadas recordaron el sábado noche la memoria del hacha rítmica de AC/DC en una cita organizada por el 8º ciclo Izar & Star

 

Seis meses y diez días después de su fallecimiento, el guitarrista rítmico de AC/DC Malcolm Young fue homenajeado en el 8º Izar & Star, el ciclo en que grupos vascos versionan en directo a sus ídolos e influencias. La ceremonia tuvo lugar el sábado noche en el Kafe Antzokia ante unos 200 parroquianos, menos de los esperados: el puente festivo provocó que muchos espectadores potenciales marcharan de vacaciones (vaya, no le pude preguntar su opinión al ausente Raúl El Guapo). Oficiaron tres bandas, en total 16 músicos con sólo dos mujeres entre ellos (la cantante del primero y la baterista del tercero), y al público le satisfizo la cita, aunque faltó cierto empaque. El cartel triple se repetirá el viernes 1 de junio en San Sebastián (Dabadaba) y el sábado 16 de junio en Vitoria (Helldorado), y seguro que rula un poco mejor por añadir algún ensayo extra.

Malcolmers Than Youngers, con Olatz Alberdi al micro (foto: Mr. Duck).

Abrió plaza el supergrupo guipuzcoano Malcolmers Than Youngers (CAL: -) (su apelativo es un guiño al nombre del homenajeado traducible por ‘Más de Malcolm que Jóvenes’, por su apellido Young / Joven), con chica a la voz, Olatz Alberdi (Las Furias, Perras del Infierno, Virüs), y respaldo de dos miembros de Northagirres (Iñigo Agirrebalzategi se encargó de recrear con mucha fortuna el pulso rítmico de Malcolm en AC/DC), Gonzalo Ibáñez de NCC (al bajo) y Mikel Yarza de Señor No. En 29 minutos ejecutaron 6 versiones acedecescas, con sonido mejorable (apenas se oyó la guitarra solista), la vocalista de rajo justo (‘TNT’) pero echándole gónadas macarras en la estela de Bon Scott (‘Problem Child’) y la banda sosteniendo el ritmo con clase (la inaugural ‘Live Wire’) y alcanzando el cénit con la última, ‘Let There Be Rock’ (con Iñigo saliéndose de la tabla a base de nervio). De los tres combos de la velada, los Malcolmers fueron los favoritos de Torkel y de Pato.

Los mejores del lote para el que suscribe (y para Tsustas y para Bego La Titular) fueron los guerniqueses The Riff Truckers (CAL: *), que actuaron reforzados por el cantautor rock Eneko Mobydick en el papel de hacha rítmica ‘malcolmer’. No obstante, algún espectador con criterio les acusó de no saberse las letras y de que a veces entraban sin coordinarse, aunque lo que menos le gustó a este interlocutor fue «la puesta en escena arrasadora del cantante, que no daba tregua al pobre cable hipertensado alrededor de los monitores y que con sus movimientos se llevó por delante a un guitarrista, un plato de la batería y el micro del bombo» (jo, jo… eso seria cuando me acerqué a la barra a pedir güisqui).

The Riff Truckers, con Mobydick a la derecha (foto: Begoña Marijuán-Requeta)

En 23 minutos les dio tiempo a expeler 5 pelotazos con el cantante (re) evolucionando en plan rapero de Public Enemy (vestía una camiseta blanca de futbol americano con el dorsal 34 de Bo Jackson, parece que de los Oakland Raiders, miro a toro pasado en Internet). Muy apoyados por su clac, con intención rupturista respecto al estilo de los australianos, los Truckers sorprendieron con dos vocalistas (‘Dirty deeds done dirt cheap’), rularon roncos a lo V Horse Johnson (‘Flick of the switch’), se lucieron en ‘Fire Your Guns’ («¡fuego!», gritó cuando se acabó uno de sus espectadores colegas) y en un muy rapeado ‘If You Want Blood’, y cerraron su set acercando el ‘Whole Lotta Rosie’ al gótico americano. Hum… a los guerniqueses les salió bien su maniobra iconoclasta, su incursión cuasi rapper en el Izar & Star.

Y el que suscribe esperaba más de Have A Drink Of Me (CAL: -), o sea del quinteto basado en el power-trio Last Fair Deal (con Virginia a la batería, la segunda chica de los 16 músicos participantes esa velada) y completado por Miguel Highlights (él se ocupó de la parte rítmica de Malcolm Young; recordamos que Miguel cantaba en un buen grupo tributo a AC/DC denominado The Powerages) y por el vocalista Charlie Santiago. Nerviosos desde el principio, tocaron demasiado contenidos (cercanos al rollo Highlights) y su pulcro cantante con deje AOR (milita en un coro góspel, en el Goizargi Gospel Choir) estiró las canciones pero no las rompió (‘Get It Hot’).

En 40 morosos minutos sonaron 7 canciones con los bautizados como Have A Drink On Me abusando de la cool contención, incapaces de trascender de cierto estilismo (hasta sugirieron a los grupos tributo cuando el líder Gonzalo Portugal imitaba con sus movimientos a Angus Young, jefe y hacha solista de AC/DC y hermano pequeño del homenajeado Malcolm), y a veces dilatándose en demasía (‘Bad Boy Boogie’ arrancó muy bien pero se destensó por el medio, aunque Gonzalo lo remontó al subirse al pedestal del Kafe Antzokia como si fuera Angus en la portada del LP de AC/DC ‘Stiff Upper Lip’).

Have A Drink Of Me, alias de Lasf Fair Deal, Virginia, la batería (foto: Begoña Marijuán-Requeta).

Estos también tenían clac (la cantante Inés de Mississippi Queen y sus amigas animando en primera fila) y por la segunda parte de su set LFD alcanzaron un par de dianas: rascaron en el ‘Beating around the bush’ -aunque como siempre su cantante sonó muy yanqui- y se les notó más sueltos en el ‘Riff Raff’. Reaparecieron  para un bis protagonizado por el ‘Highway To Hell’ recreado en plan festivo con la adición de los otros dos cantantes de la velada y algún invitado más. De la terna sabatina, fueron los que más satisficieron a la fan Inés: «Last Fair Deal juegan en otra liga. Charlie dio algunas notas cósmicas y Miguel es sólido y tiene el rock».

OSCAR CUBILLO

El cantante revolucionado de los Riff Truckers (foto: Begoña Marijuán-Requeta).

 

+++ RETRATO: MALCOLM YOUNG, EL PULSO DE AC/DC +++

***

El ciclo Izar & Star recordará durante tres jornadas al difunto Malcolm Young,

el pulso de AC/DC, el mejor guitarrista rítmico de la historia para muchos

Seis meses y diez días después de su fallecimiento, el guitarrista rítmico de AC/DC Malcolm Young fue homenajeado en el 8º Izar & Star, el ciclo en que grupos vascos versionan en directo a sus ídolos e influencias. La cita tuvo lugar el sábado en el Kafe Antzokia, como se reseña en el texto de arriba, con estos tres grupos: los guerniqueses The Riff Truckers con el cantautor rock Moby Dick; los bilbaínos Last Fair Deal reforzados por Miguel Highlights al hacha rítmica y Charlie Santiago al micrófono; más el supergrupo guipuzcoano Malcolmers Than Youngers, con chica a la voz, Olatz Alberdi (Las Furias, Perras del Infierno, Virüs), y respaldo garantizado con dos miembros de Northagirres, Gonzalo Ibáñez de NCC y Mikel Yarza de Señor No. El cartel triple se repetirá el viernes 1 de junio en San Sebastián (Dabadaba) y el sábado 16 de junio en Vitoria (Helldorado), y seguro que rula un poco mejor por añadir algún ensayo extra.

Todos pondrán su alma para invocar a la de Malcolm Young (Glasgow, Escocia, 1953 – Elizabeth Bay, Sidney, Australia, 18 de noviembre de 2017), fallecido a los 64 años por demencia en el hospital en que llevaba años ingresado. Curiosamente, el último concierto que dio con AC/DC fue en San Mamés, el 28 de junio de 2010, la última fecha de la gira mundial de su disco ‘Black Ice’, vendedor de más de 10 millones de copias y que presentaron dos veces en Euskadi: primero en el BEC y luego en San Mamés. Malcolm figuró en AC/DC hasta 2014, cuando su enfermedad le impidió tocar.

Malcolm era el séptimo de ocho hermanos. A los 10 años su familia se trasladó a Australia. Le gustaba mucho el fútbol, pero lo tuvo que dejar por escasa altura: 1,60 metros. En Australia, su hermano mayor, George Young, montó el grupo The Easybeats, los Beatles australianos, y logró el gran éxito con la canción ‘Friday On My Mind’ en 1965. George fue el mentor musical de Malcolm, quien le guio en el rock y las guitarras. Malcolm abandonó los estudios cuando logró su primer empleo y se pudo comprar guitarras buenas. Había militado ya en varios conjuntos cuando a los 20, allá por 1973, montó una nueva banda: AC/DC. Él fue el fundador y como otro guitarrista reclamó a su hermano Angus Young, el menor de los ocho hermanos, de solo 1,57 de altura, que se convirtió en icono del rock por tocar vestido con el uniforme colegial, gorrita incluida (un día llegó tarde a un bolo, con las prisas salió de tal guisa a tocar y triunfó).

Olatz Alberdi (Las Furias, Perras del Infierno, Virüs), vocalista de los Malcolmers (foto: Begoña Marijuán-Requeta).

A pesar de que la popularidad de AC/DC ha recaído sobre su guitarrista solista, Angus, el jefe actual del grupo, y sobre sus dos cantantes, Bon Scott (1974-80, medía 1,73 y falleció ahogado por su propio vómito cuando la banda se hallaba en la cima de su popularidad creativa y comercial) y Brian Johnson (1980-2016; mide 1,65 y debido a su sordera le sustituyó Axl Rose, el de Guns N Roses), Malcolm es un componente esencial de la banda debido a que él fue él la fundó, siempre participó en la composición del repertorio (los últimos álbumes los firman mano a mano los hermanos Angus y Malcolm Young), y su guitarra aportó el ritmo hipnótico y excitante sobre el que basculaba el gran rock, algo especialmente perceptible cuando se escuchan sus discos en vinilo.

Si Angus es famoso por esgrimir su luciferina guitarra Gibson SG, Malcolm soportaba el entramado con su Gretsch G6131 Firebird 1963. El instrumento se lo regaló el productor Harry Vanda, inmigrante holandés, ex The Easybeats también, quien formó tándem de producción y composición con el hermano mayor George Young. Malcolm hizo varios retoques a esa guitarra, como lijarla para quitarle la pintura y dejar la madera a la vista y quitarle varias pastillas y tapar sus huecos con calcetines (aunque luego puso una tapa).

Afirma Gonzalo Portugal, líder de Last Fair Deal, grupo participante el sábado en el Izar & Star: «Llevaba una Gretsch enchufada directamente a un amplificador Marshall con unas cuerdas bastante gordas para la media. Conseguía un sonido tremendamente grande y más limpio de lo que parece. Lo que más me fascina de él es cómo llevaba el pulso y lo característica que era su manera de interpretar el ritmo: es increíblemente estable. En nuestro concierto Miguel Moral hará las partes de Malcolm».

Gonzalo Portugal, líder de Have A Drink Of Me / Lasf Fair Deal, sobre el pedestal (foto: Mr. Duck).

Malcolm no coleccionaba guitarras y con esa Firebird de 1963 compuso todas las canciones que hizo para AC/DC, que fueron la mayoría. Siguió usándola cuando se hizo famoso y el grupo se embarcaba en esas giras mundiales que le condujeron al alcoholismo y le obligaron a dejar temporalmente la banda, temeroso de que le sucediese lo mismo que a Bon Scott, muerto inesperadamente de una borrachera en el asiento trasero de un coche.

En 2008 la marca Gretsch le dedicó un modelo llamado The Malcolm Young G6131MY-CS ‘Salute’ Jet. En la propaganda asegura que durante más de 40 años los ritmos de Malcolm han inspirado a generaciones de guitarristas de rock y de metal, y pone como ejemplos a Jerry Cantrell de Alice In Chains («es el mejor guitarra rítmica en el mundo del rock»), Lars Frederiksen de los punks millonarios Rancid («nunca ha habido ni habrá otro como él en el mundo»), Scott Ian de Anthrax («aprendí a tocar la guitarra escuchando a Malcolm, ¿por qué no aprender del mejor guitarrista rítmico nunca habido?») o Dave Mustaine de Megadeth («cuando se disipe el humo, la Santa Trinidad de los más grandes guitarristas rítmicos del mundo siempre incluirá a Malcolm Young»).

La influencia de AC/DC en el rock es indudable. En España funcionan numerosos grupos tributo dedicados a ellos (The Bon Scott Band, Bon Scott Revival Show…) y por el ancho mundo numerosos nombres recogen su influjo: The Cult, Accept, los australianos Airbourne, Nashville Pussy, Siniestro Total, los catalanes 77, el bluesman Eric Sardinas, la cantante de rockabilly Nikki Hill que en directo conseguía los mayores aplausos al versionarles, los hosteleros Hardbone, The Quireboys, Imperial State Electric, The Answer, The Darkness… Dice Iñigo Agirrebalzategi, que el sábado tocará con los Malcomers Than Youngers: «La lista sería interminable. Yo destacaría su saber hacer y su saber guiar desde la sombra del segundo plano. Ese cerebro incansable de pocas palabras pero certeras. Un genio del que aprender mucho».

OSCAR CUBILLO

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: