Jetbone: Cinco suecos guapos

Mosaico de la sesión matutina (Mr. Duck).

CAL: **

Domingo 29 de abril de 2018, Bilbao, Auditorio Museo Marítimo, 13 h, 12-15 €.

Gira abril-mayo 2028:
Jueves 26 abril: Barcelona, Rocksound
Viernes 27 abril: Lleida, Café del Teatre
Sábado 28 abril: Zaragoza, King Kong
Domingo 29 abril: Bilbao, Museo Marítimo
Lunes 30 abril: A Coruña, Forum Celticum
Martes 1 mayo: Cangas do Morrazo, Salason
Miércoles 2 mayo: Madrid, La Boite
Jueves 3 mayo: Valencia, El Loco Club
Viernes 4 mayo: Pamplona, Indara
Sábado 5 mayo: Hondarribia, Psilocybenea

 

 

 

Alegre, dinámica y entusiasta sesión matutina de rock sudista amenizada por cinco agradables roqueros escandinavos con pintas que se metieron en el bolsillo a un centenar de aficionados

   

Niños gratis: En una decisión que podría ser motivo de discusión (por el volumen excesivo, por ejemplo), los menores de 12 años podían entrar gratis a esta matinal dominical con los cinco roqueros suecos de Jetbone. Gurten Sjödin, Alin Riabouchkin, Sebastian Engberg, Rasmus Fors y Albin Linder salen de Sundsvall, ciudad de 55.000 almas junto al Báltico y a mitad de la península. Con dos guitarras y un teclado, según lo catado en YouTube que fue mejorado y multiplicado en vivo, su sonido efervescente puede resonar a Oasis bailongos, Hellacopters aperturistas, Slade renacidos, Faces atemporales, Black Crowes ceremoniales… Arriban estrenando su novísimo disco ‘Come Out And Play’ (BMG, 18), editado la semana pasada, y se supone que llegarán en forma, pues en 2017 dieron más de 200 conciertos. Esta su segunda gira española es de 10 fechas sin descanso, y la bilbaína fue la cuarta parada.

 

El quinteto escandinavo en acción en el Museo Marítimo de Bilbao (Mr. Duck).

El show: Jetbone, o sea cinco suecos guapos, flacos, jóvenes, educados y con pinta de roqueros sudistas («por la estética me recuerdan a los Fleetwood Mac de la primera época», ubicó El Dandy), actuaron la mañana del domingo en el Museo Marítimo. A 15 euros en taquilla y a pesar del puente y la competencia, acudieron más de 100 espectadores: 95 de pago y más de 20 invitados, contando los niños que entraban gratis. Ray, de 7 años, presenció todo el bolo desde primera fila y juzgó al acabar: «Ha sonado muy alto y se me ha hecho un poco largo. Han empezado bien, por el medio me he aburrido y al final han vuelto a animarse». En el bis, Jetbone subieron al tablado al rubio Ray y a una niña morena, Afrika, y Ray les miró con gesto de aprobación que se tornó en cara de desdén a lo Mr. Bean cuando se le rompió una cuerda de la guitarra a un sueco.

Afrika y Ray posando con dos suecos después del bolo (foto: Instagram).

El bolo duró 89 minutos para 16 temas y el volumen se moderó respecto a lo habitual en deferencia a los espectadores infantiles. Jetbone, con dos sombreros, pantalones vaqueros y camisas de amebas, engarzaron de maravilla sus dos guitarras eléctricas cambiantes y alternaron las voces del hacha rítmica y del bajista, que no era tan bueno pero siempre libraba a la postre. Arrancaron desmelenándose (vía Black Crowes montados en un tren en la inaugural ‘Chickadee’ y en la tercera, la entusiasta y arrasadora ’Are You Ready?’, en plan los Stones propensos al riff en ‘Don’t Hold Me Back’ o como unos Eagles a toda velocidad en ‘It’s So Hard’, igual que los Lynyrd Skynyrd incluso en la gradación sudista en ‘Woman’), por el ecuador dosificaron e insistieron en la interacción con la peña (el deseo que fuera sábado noche en ‘Let’s Get In On’, la versión de Grateful Dead identificada por Tsustas, el góspel a lo Travellin’ Brothers con dos tramos previos tipo Blues Brothers y Ray Charles, un rock Gov’t Mule…), y en el epílogo volvieron a quemar pólvora (la progresividad ascendente algo Procol Harum de ‘Road In The Sky’, rollo sexual a lo Led Zeppelin y con una guitarra en ‘Lady’, la juerga de los Quireboys en ‘Fifth Time Loser’, más influjo Black Crowes en ‘Come On’, la búsqueda del groove entre Sly & The Family Stone y Primal Scream en ‘Come Out And Play’, y ya en el bis el tumbao de los Faces en ‘Everybody Needs Somebody To Love’ –la de los niños en escena- más un instrumental Lynyrd / Blackfoot con guiños a Status Quo –‘The Electric Guitar’-). Los niños no sé, pero los adultos salieron encantados de una cita matutina que me recordó al bolo matinal del WOP con los US Rails que contamos aquí.

ÓSCAR CUBILLO

Saludos de los cinco vikingos tras su buen bolo matutino (Mr. Duck).

 

Videoclip oficial de su canción ‘Come Out And Play’:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: