Pomeray: Repartiendo cera gratis

Asier, el líder de Pomeray, se dirigió al respetable en euskera (foto: Carlos García Azpiazu).

CAL: **

Jueves 24 de mayo de 2018, Bilbao, Kafe Antzokia, 20.15 h, entrada libre.

 

El cuarteto bilbaíno estrenó su segundo disco, ‘Raro’, en un Antxiki magnetizado, electrificado y con puertas abiertas que se convirtió en la mejor elección musical de una jornada llena de conciertos gratuitos

 

Del tropel de conciertos gratuitos que borboteaban el jueves en la agenda de Bilbao (ese día destaqué la mayoría en El Correo), nos decantamos por el mejor a priori y a la postre: el del cuarteto bilbaíno Pomeray estrenando su segundo disco largo, ‘Raro’, un vinilo de 10 pulgadas que vendían a 10 euros en el merchan cuando la gente salía contenta; hum… habría casi 70 personas y vendieron 14 vinilos y algunos menos CDs. Descargaron en la sala superior del Kafe Antzokia, o sea en un Antxiki que convirtieron en una magnética y ruidosa burbuja de rock eléctrico, moderno y guitarrero. La nuestra fue la elección óptima de ese jueves, en efecto. Vimos también cachos de Los Cuatro Jinetes en la Sala BBK en la presentación del III BBK Music Legends Fest (disfrutamos de la barra libre menos tiempo del que nos habría gustado), de la internacional e inmigrante Sonora Kilombo en el Shake!, y de la Broken Brothers Brass Band pamplonesa en el Kafe Antzokia grande, pero ninguno de estos llegó a la suela de los zapatos de Pomeray. Ya lo comentaron in situ dos espectadores habituales de los conciertos locales: «estos han mejorado la ostra» observó el primero (no dijo ostra, no), y el segundo, siempre lacónico, asintió sonriendo feliz.

Era la primera vez que les veía yo y acudí con las expectativas muy altas a tenor de las repetidas escuchas de su reválida ‘Raro’ concatenadas en el Bandcamp. Y por los toros ya conocemos ese dicho de mañana de expectación, tarde de decepción. Pero Pomeray superaron lo esperado y en 64 minutos intensos se cascaron 14 temas muy bien ordenados al alza. Tardaron cuatro minutos en conceder el bis, y varios espectadores ya se habían ido (Raúl El Guapo y su novia regresaron a la Sala BBK a ver si seguía el sarao, y algún vino más ya pudieron catar), con lo cual se perdieron la segunda versión del repertorio: ‘Nuevo Harlem’, de Lagartija Nick, que les quedó bien, pero menos que la estupenda ‘Inercia’ también de Lagartija Nick y que se marcaron en séptimo lugar.

Despegando en ‘Inercia’, versión de Lagartija Nick: Gontzal (guitarra y coros; también en Sweaty Lovers), Lander (batería; también en La Hermana Mary), Asier (guitarra y voz) y Joseba (bajo) (imagen de móvil: O.C.E.).

Con el público mixto atrapado por el volumen y el ambiente, Pomeray evolucionaron al alza, ya se ha dicho. En los prolegómenos resonaron a Bunbury (‘Inadaptado’) y cuadricularon rocks guitarreros a lo Dinero o Sexy Zebras (‘Zu eta ni’; por cierto, todos los parlamentos del líder Asier fueron en euskera), subieron un escalón con ‘Al tiempo’ (rollo Lagartija) y ‘Tic tac’ (¡más Dinero!), y, a partir de la séptima, generaron una atmósfera eufórica de rock controlado con la revisión de la citada ‘Inercia’ de Lagartija Nick, manipulaciones de la batidora de Smashing Pumpkins en ‘Delirios de un marciano neoliberal’ (¡el rock es liberal!, y sirvan como contraejemplo los Reincidentes… o Boikot, que aspiran a la tribu total y domesticada), fogonazos matemáticos en ‘Forastero’, idealizaciones de lo que nunca llegaron ni llegarán a ser Doctor Deseo en ‘Bilbao XXIII’, y hasta Nuevo Rock Americano cabalgador en ‘Big Bang,’ por eso de las guitarras dando cera, una ‘cera’ que era lo que les pidieron sus fans a Pomeray a mitad de bolo.

La primera mitad estuvo muy bien y la segunda fue de lo mejor del año. El fotógrafo Azpiazu deseó al acabar el show: «deberían tocar en fiestas de Bilbao, en la muestra de rock local». Sí, en 45 minutos, espigando parte de la primera mitad del cancionero, ese set sería un serio aspirante a entrar en la lista de lo mejor del año. Hum… Me relamo solo de pensarlo.

ÓSCAR CUBILLO

Entrevista de cara al concierto publicada en El Correo.

Asier por el suelo en la última antes del bis, ‘Big Bang’ (foto: Carlos García Azpiazu).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: