30º Getxo & Blues / The Excitements: Propulsados por Koko-Jean

Respetable, septeto, afrovocalista y logotipo festivalero (foto: Peru Urresti / Aula de Cultura de Getxo).

CAL: *

Jueves 19 de julio de 2018, Algorta / Getxo, Plaza Biotz Alai, 20 h, 10 €.

 

Gracias a su frontwoman mozambiqueña, que no dejó de bailar en primer plano, el septeto catalán calentó a las más de 500 personas del 30 Getxo & Blues con sus bien aprendidas lecciones de soul sureño.

Fue el concierto 300 en lo que llevamos de año

 

El concierto número 300 en lo que llevo de año lo protagonizó el jueves, en la inauguración del 30º Festival Internacional de Blues de Getxo, el septeto catalán de soul The Excitements, que a última hora decidió cambiar el orden anunciado de actuación con el otro nombre de la dupla, Los Blues Morning Singers, cuatro bluseros vizcaínos que abrieron plaza dando un bolo moroso y canónico, excesivamente recreativo y con una voz demasiado estilista que no acabó de romper (quizá por los nervios). Llegan a actuar en el previsto primer lugar The Excitements, y del segundo concierto se habría fugado mucha gente en goteo. El año pasado otro grupo de soul español, el madrileño Freedonia, actuó como cabeza de cartel pero en primer lugar, y al acabar ellos se largó bastante público (al metro muchos, imaginamos) que no vio la actuación de la Priscilla Band bilbaína.

El Getxo & Blues ha programado un cartel modesto para esta cifra redonda. Hay mucho soul, como en las últimas ediciones, estilo que parece atraer a más público y este año está representado por dos mujeres al micrófono entre los cuatro conciertos principales: Bette Smith y Koko-Jean, de los Excitements. Aparte, una de las tres veladas no es internacional, y el cabeza de cartel, Coco Montoya, ya actuó en 2005. Pero ya sabemos que los bluesmen se nos están muriendo, damas y caballeros.

Venga, al lío. Los cabezas de cartel del jueves, The Excitements (este es su Bandcamp), actúan a menudo por aquí (el 26 de mayo estuvieron gratis en el festival Hirian de Bilbao La Vieja) pero se metieron al público en el bolsillo a pesar de que dieron una actuación una pizca rutinaria (¿como cansados de tantos conciertos, giras, viajes, trajes…?), con mal sonido (volumen escaso, ecualización general mate, no se distinguía el golpe de caja, la voz de ella no destacaba…) y con más guitarras (dos y el bajo) que vientos (dos saxos: tenor y barítono).

Koko-Jean cuenta en El Periódico como fichó por The Excitements: «Acababa de llegar de Brasil, antes había estado estudiando en Iowa [EEUU] filología inglesa y comunicación, en una universidad [fundada por los Maharishi] muy implicada en la meditación, el yoga, la conciencia…, y donde conocí a David Lynch. Y estando ya en Barcelona, donde encontré mi futuro y mi destino, sentí que quería probarme a mí misma como cantante»
(foto: Carlos García Azpiazu).

No obstante, la cosa funcionó gracias a su nerviosa cantante, la mozambiqueña Koko-Jean Davis («tiene rasgos orientales», observó el fotógrafo Azpiazu), quien no paró de bailar, de moverse por el escenario sobre sus tacones de equilibrista. Aparte, alguna vez nos habló en inglés cual predicadora feminista y en un par de ocasiones se subió a los altavoces delanteros para estrechar las manos de los espectadores.

En 79 minutos en piloto automático sonó una veintena de piezas de soul retro como el que se hacía en Memphis hace 50 años. Llegaban a parecer versiones sin serlo (por ejemplo ‘Ha Ha Ha’). Todo con la lección bien aprendida y sin actualizaciones, excepto quizá el par de temas dinámicos que remitieron a los Blues Brothers (que explotaron en 1980). Tras un prólogo instrumental sin más salió Koko-Jean en plan Tina Turner (‘Back To Memphis’, qué casualidad la del título), y, tras saludar con un «hello everybody, buenas noches», apretó en el sonido Stax a lo Sam & Dave (‘Hold On Together’, vaya por Dios, hold on I’m coming…) y prosiguió tinaturnesca (‘I Can’t Please You’).

Excitación mientras le dure la pila a Koko-Jean, dijo un fotógrafo (foto: Peru Urresti / Aula de Cultura de Getxo).

Y hasta el final se mantuvo el mismo esquema, con Koko-Jean pugnando por bajarse el vestidito entre tanto baile y destacando varias piezas más punzantes, caso de la fiesta countryficada vía Solomon Burke (‘I Found Myself A Man’), más rollo Tina Turner rockin’ y feminista (‘I Don’t Love You No More’, o sea que no le quiere más porque la trata mal y ella le telefonea para comunicárselo y él ni sabe quién es, como representó en la introducción algo predicadora), un poco de animación escuela James Brown con la gente picando el anzuelo y ellos como cansados (‘That’s What You Got’), la balada soul ‘I Bet You’ (bonita a lo Otis, quizá la cima de la cita), palmas del público en números Blues Brothers (‘Fire’), y un muy buen bis triple, vive Dios, con Koko-Jean luciendo otro vestido para enlazar unas dinámicas y por fin enrabietadas ‘Wait A Minute’, ‘Ha Ha Ha’ y ‘Jim Dandy’, que fueron el fogonazo último de un concierto que en general nunca estuvo al nivel de este bis.

ÓSCAR CUBILLO

 

Clip oficial de la canción de los Excitements ‘Ha Ha Ha’:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: