La Maravillosa Orquesta Del Alcohol: Los héroes del viernes en el Getxo Sound Fest

Un millas de personas habría viendo a La M.O.D.A. el viernes bajo la carpa (foto: Carlos García Azpiazu).

CAL: **

Viernes 28 de septiembre de 2018, Las Arenas / Getxo, Plaza de la Estación, 22.15 h, entrada diaria 32 €, bono dos días 45 €.

 

El septeto burgalés La M.O.D.A. hizo cantar a pleno pulmón a la calurosa carpa en la primera edición del festival getxotarra durante un show intenso de 80 minutos para 22 canciones

 

Buen ambiente el viernes en la primera de las dos jornadas de la primera edición del festival Getxo Sound, celebrado debajo de una gran carpa en la plaza de La Estación de Las Arenas. Había barra (para pedir no se debía cambiar el dinero legal por moneda festivalera y así hacer más colas, qué bien) y hacía mucho calor, pero todo ruló estupendamente. ¿Cómo se le pueden poner pegas a un festival en el que sales de la estación del metro y ya has llegado? Qué diferencia con el BBK Live o con el Rustyc Fest, que pillan tan a desmano.

La tarde marchó en buena onda: los históricos getxotarras El Inquilino Comunista, contentos y engrasados, arrancaron el Getxo Sound Fest superando expectativas con indie rock de los 90 que abarcó desde los arañazos Pixies y las melodías de unos Breeders masculinos hasta cierta palpitación eternamente velvetiana; Los Brazos, también getxotarras se puede decir, muy expansivos y cada día buscando mayor participación del público, triunfaron con su rock americano ya más de estadio festivo que hostelero y con sus coros lololó (su celebrada y transversal ‘Not My Kind’); los hillbillies Dead Bronco, cuyo líder el estadounidense Matt Horan se ha mudado de Getxo a Cantabria, revelaron su mutación sucia y gótica, evidente en la estética (adiós tupés y patillas recortadas de sus antiguos escuderos, hola barbitas y pelos despeinados de los nuevos, más jóvenes; «la música es mala, la ropa es buena», dijo uno de ellos para animar a comprar merchandising); y Viva Suecia se ganaron al respetable con su indie pop planetario en la habitación roja, a veces algo Vetusta Morla y siempre atmosférico y ondulante hasta hacerse largo a los nos fans. Pero lo mejor del viernes lo sirvieron los burgaleses de La M.O.D.A. (La Maravillosa Orquesta del Alcohol), siete tipos con blancas camisetas de panadero que ante un telón de foro de fachada de edificio barriero arbitraron 22 canciones en 80 rápidos minutos (noventa se me coló en el periódico) que cosecharon los coros en estribillos y tarareos ooohh-ohhh de la masa milenaria, más juvenil en las filas delanteras.

Conexión continua hubo entre el respetable getxotarra y el septeto burgalés (imagen de móvil: O.C.E.).

Con buen sonido, apelando a la épica generacional, preconizando una visión de la vida literaria y mitómana (Miles Davis, Johnny Cash…), La M.O.D.A., conducidos por su ronco cantante David Ruiz, fueron al grano, no se dilataron en vano, supieron ser mayormente intensos (hasta en los medios tiempos y lentos enfáticos intercalados para recuperar resuello), consiguieron la comunión permanente con el respetable, nos hicieron olvidar la sensación sofocante bajo la carpa y arbitraron un repertorio muy folk rock, pleno de influencias guiris pero traducido para la piel de toro, oooh-ooooh, y en el que sus tres discos oficiales estuvieron representados de manera cuasi alícuota: ‘¿Quién nos va a salvar?’ (2013), ‘La primavera del invierno’ (2015) y ‘Salvavidas (de las balas perdidas)’ (2017).

Impacientes, los maravillosos neofolkloristas (acordeón, banjo, guitarras acústicas…) salieron a escena tres minutos antes de la hora, abrieron fuego con rollo Pogues festivos y algo zíngaros (‘Mil demonios’), ahondaron en el cariz lírico de sus letras, en este caso bucólico (‘La inmensidad’), mejoraron a los Lumineers en modo working class heros de provincias (‘Una canción para no decir’), y nos saludó Daviz Ruiz antes de la cuarta: «Buenas noches, gente, somos La Maravillosa Orquesta del Alcohol y es un privilegio estar aquí. Vamos a dejarnos el alma y la piel».

El combo castellano tocando en círculo hermanado (foto: Javi Pérez / Facebook La M.O.D.A.).

Y prosiguieron con apoteosis springsteeniana desde el saxo hasta los coros (‘Amanecederos’), más coros oooh a lo Mumford & Sons (‘Suelo gris’), celtismos tipo Waterboys también corales (‘Amoxicilina’), folk algo Celtas Cortos que creció hasta el Bunbury zíngaro (‘O naufragar’), mejoraron a Gogol Bordello (‘Miles Davis’), incidieron en el influjo Mumford & Sons trasladado a lo cañí (‘1932’), y dieron en la diana con más gran rock a lo Bunbury (‘¿Quién nos va a salvar?’, la décima de las 22 piezas del viernes).

La segunda parte estuvo igual de bien, sólo que más agraciada por sus composiciones más quedonas, enganchantes, épicas, coreables… Y así, al margen de ‘Flores del mar’ country, ‘Vasos vacíos’ zíngaros, tribalismos de ‘Hijos de Johnny Cash’ o la cierta pedantería de trovador de ‘Hay un fuego’ (donde más se notó su intención literaria), nos quedaríamos con el rock a lo Tempole Tudor (‘Catedrales’), la interacción manonegrista antes de la fusión verbenera (‘Los lobos’), hum… un trasfondo rockabilly (‘La vieja banda’), y el tridente final con más intención de empujar a lo Mumford & Sons (‘Gasoline’, precedido de un «¡vamos chavales!» de David Ruiz), más rocanrol Mumford & Pogues (‘Nómadas’) y el adiós definitivo con los coros de toca la chavalaría bajo la carpa (Héroes del sábado’, una oda urbana de estos trotamundos castellanos que actuaron con una fugacidad envidiable).

ÓSCAR CUBILLO

Reverencia postrera al respetable milenario y encantado (foto: Javi Pérez / Facebook La M.O.D.A.).

Videoclip de ‘Héroes del sábado’:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: