Marlango: Mejor que nunca

El sexteto ante la pantalla de fondo, que esta vez sí funcionó (foto: Mr. Duck).

CAL: **

Jueves 18 de octubre de 2018, Bilbao, Kafe Antzokia, 21.30 h, 20-25 €.

 

El combo de Leonor Watling estrenó en Bilbao la gira de su nuevo disco, ‘Technicolor’, en un bolo de club donde solo fallaron los fondos visuales, pero no se echaron de menos

 

Velada redonda la del jueves en Bilbao con sendos conciertos que aproximaron el pop y el jazz. Comenzamos a las 8 en el lleno Hotel Conde Duque para catar al Gonzalo Tejada Trio feat. Andrzej Olejniczak adaptando el pop mainstream al jazz (lo narramos en el post previo), y, aunque no nos dio tiempo a catar a su telonero, «el Johnny Cash de la Mancha» Carletti Porta, disfrutamos de Marlango (Madrid, 2002) estrenando su disco ‘Technicolor’ (Altafonte Music, 28 de septiembre de 2018) en un Kafe Antzokia  con solo media entrada (casi 300 personas). El colíder, el pianista santanderino Alejandro Pelayo, advirtió de que estaban muy nerviosos, que perdonáramos los fallos que habría en ese primer concierto de la gira (los hubo bastantes con las pantallas de fondo), y presumió de banda: un sexteto con chelista, trompetista, el exbaterista de Los Ronaldos Ricardo Moreno, el guitarrista y productor de Nashville Javier Peña, y, claro, la que calificó como esencial, la que describió como «la mujer de rojo», la actriz y cantante madrileña Leonor Watling (Leonor Elizabeth Ceballos Watling, 43 años, pareja del cantautor uruguayo Jorge Drexler, relación que seguro la he hecho mejorar en todos los aspectos).

El aire de club nocturno impregnó toda la sesión (foto: Mr. Duck).

El de Marlango fue un concierto sólido de principio a fin, una cita de 93 minutos electroacústicos y noctívagos para 20 canciones con atmósfera de club estupendamente cantadas por Leonor, que no usó el atril para leer las letras (solo un poquito en el bis). Unos nueve títulos fueron de la novedad, ‘Technicolor’, donde ellos pretenden recuperar el sonido de entreguerras, y Leonor interpretó teatral, pícara y cercana (esas danzas recogiéndose el vestido), cual cabaretera neocoplera (ese vestido rojo, esa flor en el pelo) más que como mujer fatal (lo cual lo pareció en varias canciones, tanto que a Pato le recordó a ‘Gilda’).

Leonor Elizabeth Ceballos Watling bailando arremangándose el vestido rocjo (foto: Mr. Duck).

La verdad es que Leonor Watling se mantuvo segura todo el rato, no se le notaron los nervios (a diferencia de Alejandro Pelayo, que como habló tanto los evidenció), y tuvo numerosos momentos de lucimiento por encima de la media: pizpireta se reveló en ‘El beso robado’ inaugural tan natural y cabaretero, se arrimó a la música sudamericana (a cumbia resonó ‘La luna’, después a híbrido entre Julieta Venegas y Calexico en la etérea ‘Dime que llegaremos lejos’), sugirió el indie actuando tanto que parecía que lloraba (‘Los desertores’), entonó baladas algo Ana Belén (‘Gira’), pisó el jazz (‘Baila’), otro hito alcanzó con ‘Dinero’ (otra vez cual ‘Gilda’ modernizada), resonó a la frontera de Depedro mostrando más firmeza y soltura que Amparo Sánchez sobre el mismo terreno (‘Un día sin ti’, ‘El veneno’), volvió a dejarnos boquiabiertos con psychobilly gótico vía los suizos Hillbilly Moon Explosion (‘Exquisita’), superó luego a Luz Casal (‘Todo es tan importante’), puso en pantalla a Lola Flores, Sara Montiel y más (‘Si yo fuera otra’, con más onda ‘Gilda’), silbó saliéndose por enésima vez de la tabla (el swing contagioso ‘Lo que sueñas vuela’), actualizó a Ana Belén de nuevo (‘Un mundo perfecto’, con sus cambios de tono) y anuló al vocalista invitado Carletti Porta, el telonero, ya lo hemos dicho, las dos veces que le invitó a cantar con ella (en septeto, pues).

Leonor Elizabeth Ceballos Watling, ¿mujer fatal a lo Gilda o neocoplera de flor en el pelo? (foto: Mr, Duck).

Un concierto estupendo el de Marlango. He podido verles desde el principio (Arriaga, fiestas de Bilbao) y nunca han estado tan bien como ahora. Quizá hubo problemas con las pantallas, pero la esencia musical no falló. Si regresan por aquí, repetiremos si podemos.

OSCAR CUBILLO

Comments
One Response to “Marlango: Mejor que nunca”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] pasado en el Kafe Antzokia, cuando vinieron presentando en sexteto este disco ‘Technicolor’ (así lo contamos) y titulamos ‘Marlango mejor que nunca’. Les estamos viendo desde sus inicios, en fiestas de […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: