30º Villa de Bilbao / Perpetual Night + Manipulation + Incursed: A la segunda va la vencida

El fragor adherido a su acerada tela de araña de Manipulation (foto: Luis Miguel Barrio).

CAL: – / * / –

Viernes 19 de octubre de 2018, Bilbao, Bilborock, 20 h, entrada libre.

 

El quinteto death polaco Manipulation ganó con justicia el primer premio metalero del 30º Villa de Bilbao en su segunda participación, pues la primera fue en 2015

 

De jueves a sábado se disputaron las finales definitivas del 30º Villa de Bilbao: el jueves se resolvieron las de Pop-Rock (ganó el dúo francés de guitarra y batería Mama Killa), el sábado tuvieron lugar las de Urban (el antiguo apartado de ‘Nuevas Tendencias’, que tan poco público atraía y que con el nuevo bautismo sigue con un panorama parecido; la ganó el proyecto sevillano Beat Love) y el viernes estuvimos en la final de metal, el apartado que cuenta con el público más nutrido y fiel. Fue una lid floja y descompensada, con un claro favorito, y es que el nivel general de los grupos actuantes en el concurso metálico ha sido escasito. A continuación evocaremos esa final en el orden del palmarés.

Actuaron en segundo lugar y ganaron Rado.Slav, Bysiek, Vulture, Kriss y Kret, o sea Manipulation, polacos de la ciudad Goldap que en su primera intervención en el Villa de Bilbao, allá por 2015, lograron el segundo premio del certamen (lo ganaron los favoritos, el supergrupo vizcaíno The Flying Scarecrow / El Espantapájaros Volador; se llevaron 5000 € -más dinero había de presupuesto – y otros trofeos). Pero, a la segunda va la vencida, y en esta ocasión cosecharon el primer galardón (4000 € más una edición de 250 CDs) y además el premio al mejor vocalista de metal (un micrófono).

En esta segunda participación, en el cuarto concierto que daban en el Bilborock (dos bolos en 2015 y dos más este 2018), Manipulation ejecutaron 6 piezas en 28 minutos de death metal técnico, fragoroso y furioso a tenor del rostro agresivo del vocalista. Con sustratos progresivos (‘Infinite Anguish’), anhelos americanófilos (‘Illusion Of Dominance’), muy buena garganta (‘Blindness’) y mucha técnica (‘Weakness’), los polacos batieron su rabia sin poder escapar del círculo violento, pues estaban atrapados en su acerada tela de araña más que concentrados en la tarea (‘Moment Of Death’), y así hasta el número final, cuando su fragor resultó un tanto tribal y thrash a lo Sepultura (‘Selfishness’). Indudablemente, Manipulation fueron los mejores del tridente finalista.

El cantante de Manipulation, elegido el mejor vocalista del apartado metal (foto: Juan Raúl Fdez. Salabarria).

Los primeros en actuar fueron los segundos en el palmarés, los granadinos Perpetual Night: se llevaron 2000 € por tal concepto más un premio aparte, el del Resurrection, que les permitirá actuar en 2019 en el gran festival de metal de Viveiro, Lugo, Galicia. En 31 minutos tocaron 5 piezas incluidas en su último disco, ‘Anâtman’. «Puro death metal del sur», definió a su estilo el vocalista en un parlamento. Con problemas de sonido iniciales, Perpetual Night, cuatro tipos con pelo corto y barbitas bien rasuradas, hicieron alguna coreografía mínima (tocar alineados, elevar los mástiles al cielo en la despedida…), lograron su cénit en el segundo tema (‘Nothing Remains’) y se aceleraron un tanto en el cuarto (‘Wild’), pero siempre con escasa personalidad y carisma, pues aparte de solidez poco demostraron los andaluces (‘Absence Of Reality’).

Jonkol, teclista y vocalista de Incursed, poniendo toda la carne en el asador (foto: Juan Raúl Fdez. Salabarria).

Cerraron la terna los que tuvieron la suerte de ganar el tercer premio, de 1300 €, y que también actuarán en verano de 2019 en la 34ª Muestra de Rock Local, en plenas fiestas de Bilbao. Se trata de los bilbaínos Incursed, cuyo último disco, ‘Amalur’, se puede oír en Bandcamp. En quinteto, con el teclista y vocalista Jonkol (Juanlu si fuese andaluz, como Perpetual Night) tocando en pie y dando espectáculo, Incursed lanzaron 5 canciones en 29 minutos, tan aparatosas como desordenadas y desbordadas por el propio entusiasmo. Aparte de los fallos de sonido ellos parecieron poco coordinados y únicamente aplicados en la velocidad power metal (‘Heart Of Higgdrasil’, con unos gallos finales tan evidentes que aún dudamos si fueron voluntarios o no) y en la fiesta del folk metal, esto por ejemplo cuando a la segunda, ‘Cryhavoc!’ (la de los coros lololós), bajó el líder a tocar entre la peña y de la misma los músicos lograron que se separara el público, como el Mar Rojo abierto ante Moisés, para montar un pogo rural o juerga vikinga que dejó el suelo de la antigua iglesia de La Merced resbaladizo por los charcos de alcohol.

Entre los gritos de ánimo de sus amigos presentes entre la audiencia, Incursed, que salieron con las caras pintadas y con atavíos de vasallos medievales, fueron cabalgadores (‘Beer Bloodbath’, algo así como baño de sangre cervecero), se entregaron a la fiesta bizarra (‘Suaren lurraldea’, su mayor éxito) y cerraron con su mejor pieza, con alaridos por fin bien dados (‘Homeland’). Los aficionados que les vieron en vivo hace tiempo aseguran que antes eran mejores, pero que los cambios de formación han reducido su potencial. Sí, a muchos nos sorprendió que llegaran a la final. Pero es que el nivel ha sido el que ha sido, afirman los que han presenciado los conciertos previos.

OSCAR CUBILLO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: