6º BIME Live / Belako: Colocando el listón del festival

Josu, Cris, Lander y Lore, o sea Belako, lo mejor de todo el BIME (foto: Facebook BIME).

Viernes 26 de octubre de 2018, Barakaldo, BEC, 18 h, entrada diaria 50 €, bono dos días 90 €.

CAL: **

 

Seis horas y media estuve el viernes y 11 actuaciones vi en el festival bajo techo, donde el cuarteto de Mungia dio el mejor show de una tarde que cursaba mustia y minoritaria, un show que también fue el mejor de la jornada

Asistencia oficial del viernes: 8.200 personas   

 

Esta sexta edición del festival BIME Live, esa mezcolanza de pop indie, folk dolido y electrónica a machamartillo, ha presentado un cartel muy descompensado, antojándose mucho más interesante y carnoso lo ofrecido en la jornada sabatina, la segunda y última. En la plancha del viernes destacaba en el programa un nombre vizcaíno, el del cuarteto de Mungia Belako, que horas antes de descargar en el BIME estrenó nuevo vídeo, ‘Nice Church’, y que el miércoles a las 19.45 participará en otro gran evento vizcaíno: actuará con entrada libre en el Puerto Viejo de Algorta con ocasión de los saraos de la MTV (¡habrá carpa por si llueve!).

El viernes el público fue adentrándose en los tan inhóspitos, sombríos y poco acogedores pabellones del BEC con cuentagotas, no de golpe: por ejemplo hubo 100 personas al empezar y 200 al acabar de actuar el primer grupo, el trío bilbaíno algo Utravox Unclose, y más de 400 ante el segundo, el cuarteto también bilbaíno Vulk, de prestigioso post punk, que fue cuando ya se hicieron notar los primeros fumadores: no había pasado ni una hora y ya estaba la peña saltándose la ley.

A las 19.30 horas, el honor de inaugurar el escenario Antzerkia o Teatro (que cuenta con grada para seguir los conciertos, una grada este año mucho menor y con bancos corridos en vez de butacas individuales de plástico, un espacio menor y más desangelado e incómodo) recayó sobre un combo femenino jienense, Uniforms, que en cuarteto, reforzadas ellas tres por un bajista con mayor técnica (por cierto, no oficiaron uniformadas como las inglesas rubias Hey Charlie, aunque salieron con vestidos largos), arbitraron 9 canciones en 41 tímidos minutos de planeador y shoegaze rock bilingüe (castellano e inglés, pero apenas discernible la diferencia) que resonó a la Velvet, una vez a Soleá Morente ( ‘Luz de gas’) y también a Planetas, claro, y a Warpaint en una intervención que ellas calificaron de «sueño hecho realidad» y en la que presentaron su disco debut, ‘Polara’, ante un respetable benevolente que respondió a partir de la mitad de su intervención.

Y el primer grupo guiri en actuar en el BIME Live lo hizo a las 8 en el escenario presuntamente principal, el Stage Heineken, a las ocho de la tarde. Se llama The Magic Gang (La Pandilla Mágica), sale de Brighton, Inglaterra, y según el New Musical Express ha lanzado uno de los mejores debuts del año (el nivel, el listón, debe de ser bajo). Los cuatro tipos, con pinta de antiestrellas absolutas, elaboraron un pop doméstico inglés, mustio, entre los clásicos Madness y los Kaiser Chiefs relajados. Ya olía a droga en el BEC mientras destilaban pop a lo Ocean Colour Scene y se animaban con algún achuchón como ‘Your love’. Después me dio tiempo a ver un par y pico de canciones de la donostiarra Elena Setién en trío de lujo (Mikel Azpiroz a los teclados y Karlos Arancegui a la batería) facturando una suerte de rock sombrío minimal americano en inglés cuyo mensaje resumió en las introducciones.

Y ya había buen ambiente durante la actuación del combo más apetecible de toda la tarde de ese primer día festivalero bajo techo, a la postre la mejor de la jornada entera, por encima de Editors, incluso. Belako (CAL: **) expelieron 13 canciones en 58 minutos desde el Stage Thunder Bitch, el presunto segundo escenario del BIME (Bizkaia International Music Experience). Dieron un bolo arrasador desde un tablado con numerosos focos a baja altura y a menudo cegadores y con el público muy holgado y fumador abajo, con la chavalería en vanguardia y muy participativa. Se alternaron el protagonismo la vocalista Cris Lizarraga (ya no se la ve atada a los teclados porque los llevan pregrabados) y el guitarrista y cantante Josu Billelabeitia (en su grupo paralelo Lukiek exprime aún más su faceta dura, ruda), y en cierto plano siguen la bajista Lore Billelabeitia dando saltos energéticos porque se lo pasa genial y el baterista Lander Zalakain cada vez más seguro en la labor tamborera.

Josu, Lander, Lore y, agachada, Cris, o sea Belako en plena acción (imagen de móvil: O.C.E.).

Belako el viernes en el BEC arrancaron rompiendo el techo (el suyo propio, el del local, el de tantas expectativas…), eléctricos y rotundos con ‘False step’. Cambian mucho de concierto a concierto y no se parecieron a lo que les hemos oído ni en el estreno de su tercer disco, ‘Render Me Numb, Trivial Violence’, en el Euskalduna en pie y con barra, ni en el festival de Mundaka. En el BEC, muy rodados en esta gira, nos dejaron boquiabiertos y contentos. Cris se hizo protagonista en la agonía del estribillo de ‘Haunted house’, el cuarteto se metalizo a lo Lukiek en ‘Eat Me’, le peña conectó elevando coros ‘eooo eooo’ en la shoegazer ‘Track sei’, pizcas de techno hubo en la más tranqui ‘Mum’, el post punk se proyectaba global desde el bajo de Lore en un ‘Beautiful world’ que levantó palmas espontáneas, Cris estuvo chillando al éter sin parar con mucho poso de actriz en ‘Render me numb’, roquearon bailables y modernos en ‘Lungs’ y jarcoretas en la extatica ‘Zaldi baltza’ (la cima de la cita, con la muchachada haciendo pogo delante de nosotros), Cris asumió el papel de catalizador pop mundial en ‘Sea of confusion’, soltó un inesperado discurso feminista (universitaria de Bellas Artes, explicó que el número 86 de su camiseta se refería al de asesinatos de mujeres en lo que va de año y de seguido dio por supuesto que no importa a nadie la violencia contra las mujeres y echó la culpa al Estado; ya, el Estado debería usar más recursos en seguridad y menos en verbenas como las del BIME o las de la MTV, pues ésta tendrá una subvención de tres millones de euros), y se despidieron con una acertada ‘Over the edge’, prolongado con una coda con acoples y Josu modelándolos para tocar la melodía del himno a la alegría.

Selfi con Oscar Cine en la barra del Teatro, cerrada el sábado por el ruido, dicen (imagen de móvil: O.C.E.).

Belako pusieron el listón ahí arriba y ese viernes nadie lo pudo superar (y el sábado sólo quizá Sun Kil Moon), por sonido, pasión, credibilidad y comunicación. A esa hora ya dejé de trabajar (El Correo solo me encargó tres cositas hasta Belako) y me quedé en el BEC para disfrutar de los conciertos sin pensar demasiado ni tomar notas extensas. El yanqui John Maus, teclista de Panda Bear y Ariel Pink, solo en escena hizo el paripé alocado sobre bases pregrabadas bailables, y el cantautor folk de Seattle Damien Jurado, a dúo en el escenario Antzerkia / Teatro, sirvió un rollo monótono y monumental que no satisfizo ni a los fans ni a él, que ante el rumor de fondo llegó a decir «esto es ridículo». Luego los británicos Slowdive no nos llegaron, su shoegaze tuvo poca potencia, y me extraña que tanta gente los pusiera bien, pero es que estábamos bastante atrás, con el katxi en la mano, y como dijo Elena Setién los pabellones del BEC tienen un retardo de 6 segundos, y si no te ubicas delante no captas la onda.

Damién Jurado, que dijo que el ambiente del teatro era ridículo (foto: Facebook BIME).

Y antes de irme vi a la DJ de Yung Beef (no nos dio tiempo de ver nada del granadino que hace trap) más media hora de los ingleses Editors (CAL: *) y me decepcionaron bastante con su nueva sonoridad. Otros que cambian de tiempo en tiempo, y que me gustaron mucho más años ha en la Sala Santana 27 y en 2016 en el BBK Live (así lo contamos). Oscar Cine, que no quería verlos, se quedó una hora entera, atrapado por su rock estadio, muy épico, a los Simple Minds y, cuando menos espeso, a lo U2.

ÓSCAR CUBILLO

Tom Smith, de los Editors, que triunfaron con su rock de estadio (foto: Facebook BIME).

Anuncios
Comments
4 Responses to “6º BIME Live / Belako: Colocando el listón del festival”
  1. Patu dice:

    “…Uniforms, que en cuarteto, reforzadas ellas tres por un bajista con mayor técnica (por cierto, no oficiaron uniformadas como las inglesas rubias Hey Charlie, aunque salieron con vestidos largos)…”

    ¿Y ellas tres, aparte de salir con vestidos largos y ser reforzadas por un bajista con mayor técnica… no hicieron nada más? ¿Ni una palabra más para comentar sus papeles?

    Crónica bastante deslavazada y con muy poquito que aportar a nivel informativa.

    • bilbaoenvivo dice:

      No te falta razón, apreciado lector. Pero el texto y la atención principales del BIME ese viernes se enfocaban sobre Belako. Lo demás es un recordatorio para mi memoria, no más. Y aun más ligera es mi crónica del sábado, ya publicada en el siguiente post. Gracias por tu opinión.

  2. Óscar cine dice:

    Hombre,uniforms tampoco me parecieron los nuevos Beatles.vi 5 canciones y me piré.igual tampoco había tanto q rascar a nivel musical.digo.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] ejemplo esa misma jornada de viernes oficiaron por encima de Editors, Slowdive, Damien Jurado…; así lo contamos), y este mismo viernes en su sarao bautizado ‘Belako eta Lagunek’ (donde libraron con soltura […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: