Elder: Una noche de conciertos con mucho público

Elder son cuatro en vivo y en promo fotos, pero insisten en llamarse trío; ¿cómo Muse? (imagen de móvil: Gorka Noise On Tour).

CAL: *

Sábado 10 de noviembre de 2018, Bolueta / Bilbao, Black Fever, 21.30 h, 18-22 €.

 

Autor del quinto mejor disco de metal publicado en 2017 según la revista Rolling Stone, el cuarteto bostoniano ofició a ráfagas, entremezclando metal, stoner, post-rock y psicodelia

 

El sábado, a pesar del mal tiempo, fue una buena jornada para los conciertos celebrados en Bilbao y Bizkaia. Empezando por la mañana, cuando a las puertas del Satélite T se quedaron sin poder entrar unas 30 personas (entre ellas el fotero Azpiazu y el melómano Iñaki Gallardo) para asistir a la charla y las canciones (cuatro, creo) entre Christina Rosenvinge y Miren Iza, alias Tulsa. Por la tarde-noche triunfaron el ex El Último De La Fila Manolo García en el Bilbao Arena de Miribilla (el aforo se preparó para 7.000 personas y, a 41.80 € la entrada, el compañero Josu Olarte nos informa que estuvo casi lleno por unas 6.500 y que la cosa duró tres horas para 31 canciones), en el Palacio Euskalduna se agotaron las casi 2.200 butacas para ver a Brothers In Band (me enteré con sorpresa en Facebook, y eso que el grupo tributo español a Dire Straits cobraba de 25 a 45 eurazos), Anari, en la fiesta del Zinebi en el Kafe Antzokia, reunió tres cuartos con entrada libre (los contó el melómano Gallardo), otros tres cuartos en la Sala BBK cosechó la Premio Nacional de Danza Olga Pericet (lo vi yo, que fui con Iñaki Gallardo), en Amorebieta Gatillazo petaron el Parque Zelaia (hasta ahí se fue en su coche Azpiazu), y el metal estuvo muy bien servido: Valkyria estrenando CD en el Bilborock suscitaron el interés de 200 personas (nos informa el fotógrafo de la cita, Unai Endemaño), Uzzhuaïa más de 200 en la Stage Live a 15 € en taquilla (tres cuartos calculó Jon Rozadilla y Azpiazu precisó lo de los dos centenares pasados), el Halloween Metal Fest del Kafe Antzokia de Bermeo con Vhäldemar, Rise To Fall y demás congregó a 250, y los bostonianos Elder, los que nos ocupan en este texto, metieron a 120 de pago y unas 130 con invitados en la Sala Black de la Fever (estaban contentos los promotores, los dos socios de Noise On Tour, y eso es lo que de verdad importa si queremos que la escena bilbaína siga tan activa).

Nick DiSalvo, líder, vocalista y cantante de Elder (foto: A.F.V.).

A ojo, el 85 % de esas 130 personas eran varones, la mayoría excitados, muchos barbados y no pocos haciendo air guitar al son del cancionero eminentemente instrumental, a ojo una decena de piezas o minisuites en 98 minutos en los que el metal se convirtió en post-rock y en más cosas. Empecé a ver su show desde atrás, junto a la mesa, y poco faltó para que me largara a casa. Poco a poco avancé ganando posiciones y el sonido sí te absorbía y la impresión cambiaba para mejor. Del rollo plano con sonido gaztetxero pude pasar a la seriedad retumbante de un buen concierto a ráfagas, en plan YOB (hacía pocos días descargaron en la misma sala) o los Om formados por gente de Sleep, con ondas cabeceantes a lo Cult Of Luna pero sin sentido marcial, con la inventiva de unos Uriah Heep sin teclados, con los cánones del stoner rock reflejando (reverberando) a Nebula, Fu Manchu, Brant Bjork e incluso Kyuss, con psicodelia guitarrera bien trabada, post-rock como facturarían Toundra, algún epílogo matemático a lo Hawkwind y una bocanada general de metal totémico moderno, de ese que rejuvenece al público y renueva a la afición.

Antes de ir escribí que, según la revista Rolling Stone, el quinto mejor disco de metal publicado en 2017 fue ‘Reflections Of A Floating World’ (se puede oír en Bandcamp), del trío yanqui ampliado a cuarteto Elder (Boston, 2006), autoetiquetado como ‘heavy psych’ (heavy psicodélico, o viceversa) y que partiendo del stoner y del doom ha terminado en hábitats más propios del post-rock atmosférico. Elder han intervenido en dos ediciones, las de 2016 y 2018, del festival de rock duro y stoner rock Kristonfest, organizado por la promotora independiente vizcaína Noise On Tour, que lo trasladó de Bilbao a Madrid teniendo en cuenta que la mayor parte de su clientela compraba las entradas fuera.

ÓSCAR CUBILLO

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: