CINE: ‘Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald’: El doctor Grindelwald Caligari

*

Texto por GERARDO CREMER

*

Estreno: 16 de noviembre de 2018

*

Director: David Yates

*

Calificación: 3 estrellas de 5

 

Tráiler subtitulado de ‘Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald’:

 

 

***

Rellenando vacíos de las reliquias de la muerte

***

Hay que retrotraerse al ‘Harry Potter y las reliquias de la muerte’, el libro escrito por J.K. Rowling en 2007, a su capítulo 18, para situar el contexto argumental de ‘Animales fantásticos’, la trilogía precuela de la serie Harry Potter. Es en este capítulo donde Harry Potter y Hermione se hacen con el libro ‘Vida y mentiras de Albus Dumbledore’ y leen parte de los secretos del mago y director del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, Albus Dumbledore (Jude Law). Es aquí donde se expone la relación de Albus con el joven Gellert Grindelwald, quien «educado en Durmstrang… resultó tan precoz y brillante como Dumbledore. Pero, en lugar de canalizar su potencial hacia la obtención de premios y títulos, Gellert se dedicó a perseguir otros objetivos. Cuando contaba dieciséis años, incluso Durmstrang consideró que no podía seguir haciendo la vista gorda con los retorcidos experimentos que el joven realizaba, y lo expulsaron del colegio». Hay una carta que Albus envía a Gellert donde expresa su acuerdo sobre su revolucionario planteamiento de situarse jerárquicamente por encima de los “muggles” (hombres sin capacidades mágicas). Escribe Albus: «Creo que el punto clave es tu opinión de que los magos deben ejercer su dominio por el propio bien de los muggles». Este comentario de “por el propio bien de los muggles” hace referencia a las catastróficas consecuencias de la I Guerra Mundial y vaticina la futura y más devastadora II Guerra.

Es también, en este capítulo 18, donde se da más información de la familia de Dumbledore, tras la muerte de la madre, cuando Albus regresa a su hogar para supuestamente cuidar de sus dos hermanos, el pequeño Aberforth y su hermana Ariana. Además, en este capítulo de ‘Las reliquias de la muerte’ se indica que: «cuando sólo hacía dos meses que habían iniciado su gran amistad, Dumbledore y Grindelwald se separaron y no volvieron a verse hasta que tuvo lugar su legendario duelo…». El libro relata que la separación «…se debió a la muerte de la pequeña Ariana (…) Gellert se hallaba en casa de Dumbledore cuando sucedió». En el funeral, el hermano pequeño, Aberforth, acusó a Albus de la muerte de Ariana peleándose con él. Grindelwald huyó de país sólo unas horas después de la muerte de la joven. Debieron pasar cinco años para que el enfrentamiento entre Albus y Gellert tuviera lugar.

Albus Dumbledore (Jude Law) teme el regreso de Gellert Grindelwald (Johnny Depp), tras su separación. El legendario duelo entre los dos magos está próximo.

ESTE PARRAFO ES UN SPOILER: Ahora bien, en ‘Animales fantásticos y donde encontrarlos’ (ver reseña en este blog) la sorpresa surge cuando Gellert (Johnny Depp), tras captar definitivamente al atormentado Credence Barebone (Ezra Miller), le desvela su pasado: le dice que su verdadero nombre es Aurelius Dumbledore. ¿Pero entonces, quien es este Aurelius? Por edad, Credence y Albus podrían ser hermanos, pero nunca antes ningún Aurelius Dumbledore había sido citado en la saga Potter (sólo el de los dos hermanos Aberforth y Ariana). Si la primera película de la precuela, ‘Animales fantásticos y donde encontrarlos’ (2016), finalizaba con la irrupción de Grindelwald, resituando a los nuevos personajes de la película Newt Scamader (Eddie Redmayne), Kowalski (Dan Fogler), Tina (Katherine Waterston) y Queenie (Alison Sudol) como simples espectadores de un enfrentamiento de grandes proporciones (el duelo entre Dumbledore y Gridelwald), en ‘Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald’ se confirma este giro de guión. La nueva trilogía trata de resolver el misterio que se encierra en las claves veladas, pero nunca clarificadas, de ‘Harry Potter y las reliquias de la muerte’.

 

***

De Caligari a Hitler

***

No cabe ninguna duda que la mítica película de Robert Wiene ‘El gabinete del doctor Caligari’ (1920) ha influido considerablemente en el guión de J. K. Rowling y la puesta en escena de David Yates (Saint Helens, Merseyside, Inglaterra, 1963). Tanto ‘El gabinete del Doctor Caligari’ como la posterior ‘Doctor Mabuse’ (1922), ésta dirigida por Fritz Lang, no disimulaban su misión de ser retrato de una Alemania en crisis (la Alemania de la República de Weimar sujeta a una devaluación tremenda de la moneda que llevó a la ruina a gran parte de la clase media), además de mostrar la inestabilidad política que conllevó a la instauración de poderes autoritarios. Ambos films sorprenden por el poder hipnótico que ejercen sus protagonistas, el Doctor Caligari y el Doctor Mabuse,  sobre el resto de personajes, resultando el antecedente y vaticinio de lo que será la Alemania nazi y el poder sobre las masas de su líder Adolf Hitler en los años 30.

‘Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald’ se desarrolla en 1927. En esos años Alemania entraba en un periodo crítico de cesantía, que conllevó el auge del nacionalsocialismo en 1930. Por su parte América vivía los últimos años de derroche, de crecimiento incontrolado y de burbuja económica. En 1929, en América, se produciría el famoso crack bursátil y el posterior periodo de desempleo, todo ello caldo de cultivo de modelos políticos que fomentarían el levantamiento social, los movimientos fascistas y el enfrentamiento armado. ‘El gabinete del doctor Caligari’, aunque quisiese ser metáfora de la desastrosa actitud del Gobierno alemán en la I Guerra Mundial (el sonámbulo Caesar representante del hombre corriente obligado a asesinar por algo que no entiende), a posteriori se convirtió en metáfora de una Alemania hipnotizada por el poder seductor de Hitler.

En la secuencia del cementerio, donde Grindelwald da un mitin político, se muestra ante un público volcado en sus palabras, proyectando  imágenes de la próxima y devastadora guerra que asolará Europa (la II Guerra Mundial). En un discurso fascista, excluyente, preconiza la necesidad de dominio y de invasión sobre los muggles. Preconiza la Alemania nazi. Recordemos las palabras de Dumbledore a Grindelwald para entender la capacidad de influencia del antagonista: «Creo que el punto clave es tu opinión de que los magos deben ejercer su dominio por el propio bien de los muggles».

El sonámbulo Caesar de ‘El gabinete del doctor Caligari’.

El atormentado Credence de ‘Animales fantásticos’.

La misma actitud que tiene el doctor Caligari hacia Caesar la tiene Grindelwald hacia Credence Barebone en ‘Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald’. Credence representa al ser humano huérfano, necesitado de alguien que le dirija y le dé identidad (como parte de la sociedad alemana finalmente conducida por Hitler). Este sometimiento se traduce en un proceso hipnótico donde Credence acaba sucumbiendo ante el poder mental de Grindelwald.

Las semejanzas entre Caesar y Credence son múltiples. Credence, tras su huida de América, trabaja en un circo, al igual que lo hace Caligari en su espectáculo de feria con el sonámbulo Caesar. Incluso los rasgos y maquillaje de Credence tienen rasgos semejantes. Aunque, lo más destacable, es que ambos personajes coinciden en su indefensión ante la fuerza subyugante de sus líderes (Caligari y Grindelwald) al igual que en su fuerza sobrehumana cuando están invadidos por la maldad.

 

***

Nuevamente Stuart Craig

***

Estilo neo-gótico del edificio Woolworth, inspiración de Stuart Craig para…

… los interiores del Ministerio de Magia.

Son cinco las nominaciones a los Oscar obtenidas por Stuart Craig por la serie Potter hasta el momento. Toda una fuente de éxito que le ha valido al decorador inglés alcanzar las más altas cotas de triunfo. La fuerza de los decorados, impactantemente ficcionales, de ‘Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald’ tienen el mismo carácter en la narración que la que tenían los decorados sobre ‘El gabinete del doctor Caligari’. En aquellos años el expresionismo, a través del sobredimensionamiento y deformación de la decoración, con el obsesivo uso de las líneas rectas, los ángulos agudos y las formas imposibles, trataba de implementar en la imagen un estado anímico, una sensación de malestar y ahogo, de influencia mental sobre el exterior. Para ‘Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald’ Stuart Craig recobra primeramente el estilo art-decó y el neo-gótico, con influencia de la arquitectura americana de principios del siglo XX, tal como el famoso edificio Woolworth de Nueva York. Cuando el film se traslada a Paris, hay un estudiado oscurecimiento de las imágenes, que llega a su máximo grado en la larga secuencia del cementerio.

Stuart Craig trabaja las formas geométricas, como el círculo o la línea recta, buscando un antecedente clásico en las composiciones. Formas que chocan con la recreación inventiva del universo de Hogwarts. La secuencia donde Grindelwald arenga a sus seguidores se produce sobre una recreación de un teatro romano que requiere, para llegar hasta él, traspasar toda una serie de laberintos. Por ello, tanto el Nueva York y su centro de Magia (MACUSA) como los espacios geométricos de la biblioteca del Ministerio Francés de Magia, así como el auditorio romano del cementerio, buscan en su concepción geométrica actuar directamente en la narración, como un planteamiento que bien recuerda a las deformaciones del cine expresionista, al auge del capitalismo desenfrenado y al oscuro periodo en el que este expresionismo alemán triunfó.

GERARDO CREMER

La escena final en el cementerio supedita la narración a sus decorados y fotografía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: