Eli ‘Paperboy’ Reed: Arreón en Vitoria

Paperboy lleva el soul en el alma de su piel blanca (foto: Mr. Duck).

CAL: **

Viernes 22 de noviembre de 2019, Vitoria, tercer Midnight Boogie Weekend, Hell Dorado, 22.30 h, 22-25 € (socios 20 €).

 

El creíble soulman blanco bostoniano agotó el Hell Dorado (350 almas) y lo arrasó a base de pasión, hondura e intensidad que a veces pisó terrenos góspel

 

El viernes agotó las entradas con antelación (332 tickets más 13 invitados) en el club Hell Dorado el soulman bostoniano de 36 años Eli ‘Paperboy’ Reed, que volvió a Euskadi con la gira de su disco ‘99 Cent Dreams’ (Sueños de 99 centavos). Era la penúltima cita de una gira española de seis días consecutivas: Sevilla, Valencia, Murcia, Madrid, Vitoria y Vigo de lunes a sábado (las tres últimas fechas con aforos agotados). El artista no habló mucho, pero sí que se mostró muy agradecido de tocar por aquí («¡Viva Spain!», jaleó un espectador de tanto que la nombraba el yanqui) e informó de que andaba de tour de celebración de los diez años de su primera visita a Europa y a España, y dijo: «significa tanto para mí regresar cada año y ver este bonito país y este maravilloso público». Créanle, pues lo manifiesta con sinceridad.

Eli (pronúnciese ‘Elai’) arribó liderando un sexteto: dos vientos, bajo y batería (el único negro del combo, que no dejó de sonreír), órgano y su guitarra. Pero sin pipas o técnicos de sonido, pues se le rompieron cuerdas de las dos guitarras que trajo y debió arreglar el entuerto el joven bajista mientras el líder evitaba que decayera la animación a base de tablas, simpatía y cercanía.

Dos vientos, el batera negro, el líder, el bajista y el teclista y MC (foto: Mr. Duck).

Todo lo hizo de cine el bueno de Eli. Le sale el soul tan bien que parece magia: toca la guitarra con una destreza inusual, canta con sentimiento genuino y variedad de recursos (pasó del falsete al gruñido en dos versos consecutivos, y con alardes similares monta sus canciones), y compone calcando a los clásicos pero insuflando a su repertorio una frescura inusual. Hum…, hablando de soul y de hondura, el viernes en Vitoria el blanco Eli Paperboy Reed dio un concierto mucho mejor (más perfilado, más auténtico, más intenso, más sudoroso, más satisfactorio para el público) que la víspera el jueves en Bilbao el negro Curtis Harding (plano de sonido, de espíritu clónico pero sin alma ni entrega de un líder que parecía incómodo por estar ahí, y con descontento e insatisfacción general del público).

Piru Lamiako a ras de suelo en un escorzo fotográfico (foto: Mr. Duck).

El del Hell Dorado fue un concierto palpitante de 18 piezas en 85 minutos de arreón constante que pusieron a bailar y a cantar al público mixto que llenaba la sala («aquí se ve mucho postureo, pero hay que reconocer que el público viste mejor en Vitoria que en Bilbao», comparó el cántabro Pato). Con sonido justo (eché de menos más pegada de volumen y más potencia de los graves), Eli supo ganarse el sueldo y al público: batió la guitarra a lo Catfish Collins en la funkie ‘Cut Ya Down’, se lució al micrófono con la vehemencia de Eddie Hinton en ‘I’m Tired of Wandering’, modeló el góspel sudista con suficiente tino y contemporaneidad como para que Tarantino lo fiche para su próxima película en ‘Your Sins Will Find You Out’ (de lo más top de la noche), supo ser estilista como los Temptations en ‘Coulda Had This’, atracó al James Brown retro en ‘Trying’, se asemejó a Sam Cooke en el sentido y verosímil ‘I’ll Roll With You’, derrochó optimismo en ‘Never Found A Girl’, se superó a sí mismo en el frenesí de ‘Stake Your Claim’ (otro momento cimero de la apasionante velada), y remato el bis triple con otras dos celebraciones de la vida: el muy Motown ‘Come and Get It’ (si deseas el amor de un hombre… ‘Ven y cógelo’) y el felicísimo adiós con ‘Take My Love With You’, agraciado con una introducción de góspel chillón que dio paso a un estribillo optimista, cantarín y participativo a lo Solomon Burke que dejó al respetable, a los parroquianos, en todo lo alto en lo que a cuerpo y alma atañe.

ÓSCAR CUBILLO

Esta imagen serviría de portada de LP de bluesmen como Otis Rush o Fenton Robinson (foto: Mr. Duck).

Comments
One Response to “Eli ‘Paperboy’ Reed: Arreón en Vitoria”
  1. Óscar cine dice:

    Tres veces he visto a paperboy:2 notables y una tercera,sobresaliente.
    Amén a lo de Curtis harding.mucho lirili…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: