Gaizka Insunza: Un hombre solo (+ entrevista)

El melómano y matemático guerniqués dominó toda la escena (imagen de móvil: Iñaki Gallardo).

CAL: **

Jueves 16 de enero de 2020, Bilbao, Kafe Antzokia, sala superior, 20.30 h, gratis.

 

El miembro de Audience destapó el tarro de las esencias al estrenar en vivo su debut homónimo en solitario ante unas 50 almas absortas en el Antxiki

 

Guerniqués de 41 años, componente del grupo Audience y profesor de Estadística y Economía en la Escuela de Ingeniería de Bilbao, Gaizka Insunza ha debutado en solitario con un álbum homónimo y onírico cuyo repertorio, al ser trasladado al directo en el Kafe Antzokia este jueves, arraigó más físico y teatral, más folkster, más americano aún, más dylanita (no solo por la versión que eligió de él), más trotamundos, más carnal que espiritual. Más pegado al polvo del camino que a la almohada de noche.

Fue una cita redonda con un Gaizka capaz de llenar él solo la escena, alternando piano y guitarra acústica, a veces simultaneándolo con la armónica, y cantando con la voz tan distinta y plena de recursos: en unas ocasiones nasalmente country (muy Violent Femmes o Green On Red), en otras siseante al estirar las sílabas en el inglés que domina, y también la garganta susurrada, o en alaridos, o en jadeos, o en modo cabaretero.

Al piano cabaretero (foto: Carlos García Azpiazu).

Gaizka ofició en solitario e interpretó 16 piezas (la primera de 30 segundos) en 62 minutos, una hora que se nos hizo corta. Como el disco de debut dura 25 minutos, el profesor aumentó el repertorio tirando de versiones, las cuales presentó casi todas de modo exhaustivo, personal y cercano al público atentísimo, cuasi hipnotizado, aunque más escaso en número de lo esperado: unas 50 personas que además no se acercaron al tablado. Entre las versiones Gaizka escogió una ‘Lonely man’ que conoce vía Elvis Presley y que resonó a vaquero vagabundo en plan Okkervil River; la protosoul ‘You better move on’, que no le quedó hostelera y la vinculó con las tres revisiones que más conoce, las de Arthur Alexander, Rolling Stones y Willy de Ville; una flotante We´ll run away’ de los Beach Boys; una ‘Rainbow road’ de Dan Penn que hizo al piano y se salió de la tabla al combinar con intensidad a Elton John y la voz nasal de los Violent Femmes; otra cima fue el vals ‘Goodnite Irene’, que asoció a Leadbelly, a Jerry Lee Lewis en el honky tonk y a un Ry Cooder a través del cual conoció esta canción; en modo folk celta repasó al Dylan de las ‘Bootlegs Series’ en la añeja, decimonónica canción americana ‘Ol’ Roison the Beau’ (cuando Insunza llegó a entonarla sin micro, a pelo, al borde del escenario); y el bis triple fue versionero y no bajó el nivel: Randy Newman en la barrelhouse ‘I think he’s hiding’ (con un guiño a Joe Cocker al empezar), Eric Burdon & The Animals en una sentida ‘Good times’ (Gaizka se postuló para actuar en Sondika, en el Music Legends Festival, donde además cantará el gran Burdon), y la última fue de su grupo favorito, NRBQ, ‘What can I say’ (según explicó en la introducción, la generación indie la conoce gracias a la revisión que hicieron Yo La Tengo).

Cantando sin micro la versión de Dylan al público alejado (foto: Carlos García Azpiazu).

Pero lo del jueves en el Antxiki no fue un concierto de versiones, ¿eh? Las composiciones originales de Gaizka Insunza volaron tan alto o más y atesoraron una magia especial. Tocó todas las del disco excepto la última (la de Navidad o Christmas), y subrayemos algunas, bueno, la mayoría: sentado en el taburete y con apostura dylanita a la manera moderna de Daniel Romano se lució en ‘Where do you go?’; gótico americano y etéreo pero siempre verosímil pareció en ‘We’re running away’, algo Gacela Thomspon y con su mejor interpretación vocal, pleno de seguridad y recursos; cual cabaretero onda Tom Waits ofició en la pianista ‘Wolfmother’; frisando la nana en ‘Hopeland’; y meciendo el swing en ‘Just as long’. Y la gente, atenta y cuasi atónita, ovacionaba, silbaba, aullaba… Y se rio alguna vez, como cuando una voz pidió el ‘Lau teilatu’ de Itoiz cuando Gaizka preguntó en inglés si había alguna petición (Gaizka habló todo el rato en euskera, claro).

ÓSCAR CUBILLO

 

Gaizka Insunza Aranzeta en una de sus presentaciones en euskera (foto: Carlos García Azpiazu).

 

+++ ENTREVISTA +++

 

***

«Se domina un idioma cuando sueñas en él»

***

Trilingüe (euskera, castellano e inglés) y tetramúsico (guitarra, piano, armónica y saxo),

matemático profesor universitario y miembro de Audience,

el guerniqués debuta en solitario con un álbum homónimo y onírico que rezuma sensibilidad americana

 

‘Gaizka Inzunza’ (Bide Huts, 19).
Muy diferente a lo que sonó en directo es su disco debut homónimo, una sentida, clásica y americanófila propuesta de rock cabaretero (hay swing de fondo), una suerte de banda sonora donde visualizamos y catamos aromas y sabores de Los Bichos, Marah, Jesse Malin, David Lynch, El Diablo En El Ojo, Santo & Johnny o unos Atom Rhumba suavitos. Lo produjo Martín Cápsula en sus Silver Recording Studios y Gaizka toca casi todos, aunque colaboran a la batería de Mariana Pérez (Sonic Trash, Mani-Las) y al acordeón Rubén Garatea (Audience).

El miembro de Audience y profesor de Estadística y Economía en la Escuela de Ingeniería de Bilbao Gaizka Insunza, un guerniqués de 41 años y largo bagaje musical, debuta en solitario con un álbum homónimo y onírico, una sentida, clásica y americanófila propuesta de rock cabaretero (hay swing de fondo), una suerte de banda sonora donde visualizamos y catamos aromas y sabores de Los Bichos, Marah, Jesse Malin, David Lynch, El Diablo En El Ojo, Santo & Johnny o unos Atom Rhumba suavitos.

Un par de días antes de que lo estrenara en solitario en el Antxiki, como se narra en la pieza previa, interrogábamos a Gaizka.

¿Qué haces un día normal entresemana? Eres profesor universitario, de ingeniería, ¿no?

Así es, trabajo de lunes a viernes impartiendo clases en la Escuela de Ingeniería de Bilbao, como bien dices. La música ocupa un lugar importante en mi tiempo libre y se ha convertido en una disciplina más que en un hobby. Soy bastante disciplinado, ya sea con los ensayos de Audience, las clases semanales de saxo o las horas que dedico a la guitarra y al piano en casa. Además, llevo un tiempo conjugando proyectos musicales de manera que cuando se acaba uno ya hay otro en el horizonte.

¿Y qué haces un día de fin de semana?

Cuando no toco intento hacer planes con amigos. Y estos planes pueden ser musicales o no.

¿Cuántas veces ensayas con más gente y cuánto tocas cada día en solitario?

En el tema de los ensayos, cada grupo tiene su idiosincrasia o manera de funcionar. De hecho, alguien podría argumentar que en determinados estilos y para determinados grupos los ensayos pueden llegar a ser contraproducentes, y no estaría del todo equivocado. En el caso de Audience somos bastante disciplinados y ensayamos dos veces por semana generalmente. En mi caso, practico en casa, aunque no lo llamo ensayo porque no quedo con nadie, ja, ja…

¿Cuántos proyectos mantienes ahora mismo?

Ahora mismo estoy presentando mi primer disco en solitario además de continuar mi militancia en Audience.

¿Cuántos instrumentos tocas?

Básicamente toco la guitarra y el piano, y no al nivel que yo quisiera. Mi primer acercamiento a la música fue a través del piano en el conservatorio, aunque más adelante entendí mejor la música a través de la guitarra. Debo decir que fue mi hermano Ager (también en Audience) el que me trasladó una visión, a través de la guitarra, que aún a día de hoy sigue siendo el eje de nuestra evolución musical. Y durante los últimos años también asisto a clases de saxo, como decía al empezar.

¿En qué idioma piensas habitualmente?

Cuando estudié en USA no paraban de decirme que se domina un idioma cuando empiezas a soñar en él. Empecé a soñar en inglés al de unos cuatro meses de llegar a USA. Al regresar a casa me costó volver a soñar en euskera, ja, ja… A día de hoy practico tres idiomas a diario, ya que imparto clases tanto en euskera como en inglés, y accedo a bastantes contenidos culturales en inglés: música, películas, libros…

Sí, en una entrevista de hace tiempo nos contaste que estudiaste en USA. Nos hablaste de las tormentas y de las marcadas categorías sociales o prototipos de alumnos en el instituto, que eran como en las películas.

Sí, estudié en USA. Hice el equivalente a tercero de BUP en un high school americano. El curso 1994-1995. ¡Fue toda una experiencia!

Gaizka contento en la cita cómplice (foto: Carlos García Azpiazu).

¿Has creado una familia o eres soltero?

Tengo pareja. Sin familia.

¿Por qué cantas en inglés en el nuevo disco, tu debut homónimo?

Hay varias razones. La primera es que es un idioma que domino y que utilizo con frecuencia. Además, es el idioma con el que me he educado en este mundo del rock. Me refiero a que estilísticamente no puedo negar que la mayor parte de mis influencias musicales son anglosajonas. No me resulta una lengua ajena o extraña. Aprendí a cantar en inglés.

Ajá.

Por otro lado, también me siento más refugiado utilizando el inglés. Siento que creo un personaje y que levanto una barrera entre yo mismo y el yo que sale a interpretar.

¿Y sobre qué cantas en el álbum Gaizka Insunza?

Sin ser algo premeditado, me di cuenta de que había escrito tres o cuatro canciones relacionadas con crear mundos propios, o escapar de la realidad, conceptos que me recuerdan a la canción ‘In my room’ de Brian Wilson. Decidí que eso podría convertirse en la columna vertebral de mi disco en solitario y lo desarrollé un poco más. Si te fijas en los títulos de las canciones, son bastante ilustrativos: ‘My dream come true’, ‘There´s a place’, ‘Hopeland’, ‘We´re running away’… En cualquier caso, este disco está lejos de ser un álbum conceptual.

¿Cómo será el concierto del jueves?

La columna vertebral del concierto la componen las canciones incluidas en el disco y completaré el set con versiones de artistas que admiro. Las versiones que he escogido son de artistas de larga trayectoria. Me presentaré en solitario, con guitarra acústica y piano. Sin banda.

¿Vas a vestir tu característica camisa rosa?

No lo tengo pensado, ja, ja…

La música de tu debut en solitario me suena muy americana. Siempre lo ha hecho si contamos tu trayectoria en Audience, que incluso os habéis encargado de una banda sonora para el documental ‘Amerikanuak’, sobre vascos emigrados a Nevada.

Sí, me lo dicen mucho. Sin embargo, la ola británica de los 60 es quizás el periodo que más influencia ha ejercido en mí. Me refiero a que los Beatles han sido el grupo más importante en casa. En esa edad en la que te defines como “musiquero”, los discos de The Who, The Kinks o Led Zeppelin fueron claves.

¿Qué le pides a 2020?

No sé…

ÓSCAR CUBILLO

Aplaudiendo al público que le ovaciona por el final (foto: Carlos García Azpiazu).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: