Chicuelo: Mejor solo que bien acompañado

El gitano Chicuelo, elegantísimo en la indumentaria (fotos: Carlos García Azpiazu).

CAL: **

Viernes 7 de febrero de 2020, Barakaldo, Teatro Barakaldo, 20.30 h, 18 € (bono seis conciertos 90 €).

AnunciaBA el concierto el Teatro Barakaldo: «Juan Gómez ‘Chicuelo’, un maestro que ha tocado con los grandes del flamenco y del jazz, de Enrique Morente a Chano Domínguez o Jorge Pardo. Junto a Jacobo Sánchez (percusión) y Carlos Caro (violín) presentará, por primera vez en Euskadi, ‘Uña y Carne’. Bulerías, tangos, guajiras, rumbas, sevillanas, tanguillos y rondeñas que nos recuerdan que su intérprete y autor no sólo es uno de los guitarristas más interesantes del flamenco de hoy, sino también un compositor capaz de imprimir mil matices a su sonido».

 

El guitarrista gitano catalán voló alto en los 24 Viernes Flamencos, donde tocó el tema de la película ‘Blancanieves’ por el cual ganó un Goya en 2013

 

Media entrada, unas 77 almas, el viernes en la sala sótano del Teatro Barakaldo, en la segunda sesión de las seis de la 24ª edición de los Viernes Flamencos, que se arriesgará en varias citas muy iconoclastas. Esta segunda, sujeta a la tradición pero sin miedo a mirar a otros entornos, la protagonizó el elegante (traje, corbata, chaleco…; los flamencos son de los pocos músicos que aún saben cómo se debe subir a un escenario) guitarrista calé catalán Chicuelo (Juan Ignacio Gómez Gorjón, Cornellá de Llobregat, Barcelona, 1968), Premio Goya 2013 a la mejor canción original por la bulería ‘No te puedo encontrar’, tema central de la película ‘Blancanieves’, que sonó este viernes, pero que él presentó retitulándola ‘Camino’.

Chicuelo arribó para estrenar en Euskadi su último disco en solitario ‘Uña y Carne’ (parece ser el tercero a su nombre, porque la hoja de promoción no lo deja claro; tiene además un par a cuatro manos con el pianista Marco Mezquida). Dijo en la presentación: «Hacía tiempo que no venía. Siempre es un gusto estar aquí. He estado con Miguel Poveda, Duquende, Mayte Martín…, y ya me tocaba venir a mí». Y triunfó con su concierto de 10 piezas instrumentales en 87 minutos, las dos primeras mayúsculas, en solitario, a mayor altura y más vivaces que el viernes pasado el maestro Rafael Riqueni en su recital en el Muxikebarri getxotarra (así lo contamos): una taranta que mojaba el agua y una soleá que daban ganas de gritar qué arte por embargarte su técnica y emoción.

Jacobo Sánchez, percusionísta calé atentísimo a los otros dos (foto: Carlos García Azpiazu).

A partir de este prólogo doble en solitario, ya apoyado por sus subalternos, igual de elegantes que él (chalecos y corbatas, sombrero el violinista mulato y pelo mojado el percusionista gitano), el magisterio guitarrístico de Chicuelo se disimuló, y de hecho fue tapado en el dúo por bulerías con el percusionista barcelonés Jacobo Sánchez y luego encima el violín del habanero Carlos Caro (también vive en Barcelona, donde lidera una orquesta) llegó a robar protagonismo a su sonanta en varias piezas (no lo señalamos por el solo danzón que improvisó cuando el jefe le dijo: «vamos a Cuba, Carlos»).

Jacobo Sánchez, Chicuelo y Carlos Caro (fotos: Carlos García Azpiazu).

Tras el dúo étnico percusión-guitarra, cuando al acabarlo Chicuelo resopló por el esfuerzo, se sumó al tablado el violinista cubano y a partir de entonces oímos paladeables bandas sonoras afrancesas entre ‘Amelie’ y el jazz zíngaro, alegrías tan reflexivas que más que gaditanas parecieron de patio cordobés, duelos con el violín ladrón en tangos y en aires de ida y vuelta, y dos cimas más: la presentada como ‘Camino’, «un zapateado con cambio de tempo que cuenta una historia», según introdujo Chicuelo este tema con el donaire de Paco de Lucía y que ganó el Goya a la mejor canción, incluida en la película ‘Blancanieves’ del bilbaíno Pablo Berger Uranga (primo de los Mocedades, leo por ahí), y el bis severo con ambientes de Morricone, o sea que ya se imaginarán qué alientos cinematográficos sobrevolaron la notable segunda gala de los 24 Viernes Flamencos del Teatro Barakaldo.

ÓSCAR CUBILLO

Saludos de Jacobo Sánchez, Chicuelo y el cubano Carlos Caro (fotos: Carlos García Azpiazu).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: