GospelbeacH: Abriendo gira europea en Bilbao

El hippie Brent Rademaker, líder de GospelbeacH (imagen de móvil: Lorenzo Pascual).

CAL: **

Martes 11 de febrero de 2020, Bilbao, Kafe Antzokia, sala superior, 20.30 h, 15-18 €.

 

El quinteto californiano abrió en el Antxiki su eurotour de tres semanas y encandiló a los apretados parroquianos con su country-rock melódico y armonizado

 

Más de cien almas a priori expectantes y a la postre satisfechas, a pesar de que la cita sólo duró una hora, hubo el martes en el Antxiki, la sala superior del Kafe Antzokia, donde el quinteto californiano GospelbeacH dio el primer concierto de una gira europea de tres semanas. Cinco conciertos tendrán lugar en España, de martes a sábado por Bilbao, Zaragoza, Barcelona, Valencia y Madrid, itinerario gestionado por la promotora bilbaína Noise On Tour, contenta por haber empezado con tan buen pie su tramo. Y es que el quinteto este martes ofreció sonidazo (mérito de la sala y de su técnico, Lon), certeros arreglos musicales, cuidadas armonías vocales, y alineación conjuntada y engrasada (al bajo vino un atento bigotes de Sheffield, Inglaterra, y a la batería un veterano canoso de Cornwall, Inglaterra).

Siempre conducidos por el gurú Brent Rademaker (ex Beachwood Sparks, Further y The Tyde; un rubiales con sombrero vaquero y en el pecho tatuajes de motas de leopardo entrevistas a través de la abotonadura de su camisa) y con el recurrente recuerdo a su exmiembro el difunto Neal Casal (hubo una referencia a su memoria en una presentación y una pegatina destacaba en la Gibson del guitarrista solista Matt Hill que rezaba ‘I love Neal Casal’, love con corazón), GospelbeacH (bautismo traducible por la Playa del Evangelio y que ellos escriben con H mayúscula final) tocaron en estado de gracia 12 canciones en 60 minutos exactos sobre las tablas («sólo han sido 57 desde que han empezado a tocar», ajustó Oscar Cine, y es que el grupo salió con 16 minutos de demora y encima se tiró un rato afinando: «bienvenidos a la prueba de sonido», ironizó el jefe).

El quinteto anglo-californiano en acción (imagen de móvil: Iñaki Gallardo).

Fue un espléndido concierto, muy parecido al que ofrecieron en el mismo local el miércoles 6 de junio de 2018, ése de 12 canciones en 68 minutos levemente decrecientes (así lo contamos). Tan perecido que incluso Rademaker dijo al salir que veía caras familiares, y era verdad. A pesar de ser el primer bolo de la gira, GospelbeacH el martes planearon a alto nivel. Normal, lógico si llevan tanto tiempo tocando casi las mismas canciones. La gente estaba apretada en las primeras filas, señal del interés, y entre la masa distinguí a músicos como dos de los vitorianos The Allnighters o a Pit, un crack del Getxo Sound, escena local hogaño influida por el estilo que practican GospelbeacH: un soft rock melódico, muy contryficado, de armonías vocales al dente, muy, muy californiano.

Rademaker con sombrero vaquero (imagen de móvil: Íñigo Barquín).

Los músicos abrieron poniendo toca la carne en el asador (guitarras, coros, sonido potente) en ‘Sunshine Skyway’, a Fleetwood Mac y a Eagles remitieron en ‘Strange Days’ y en ‘Dark Angel’, comerciales y semicósmicos volaron en un ‘Hangin’ On’ con estribillo pegajoso, en la introducción de la muy Jayhawks ‘Bad habits’ el gurú Brent Rademaker recordó a Neal Casal, el rock and roll ‘Kathleen’ según La Reina fue muy Rolling Stones, folkie y lisérgico flotó ‘In the Desert’ (momento en que aproveché para repostar en la barra), Brent informó de que el rock adulto ‘Let it Burn’ es el título de su último disco (ah: vendían los vinilos a 25 eurazos y el año pasado solo a 10 euritos; ¿porque este era el primer bolo de la gira y aún no debían hacer rebajas para descargar peso al volver a casa?), culminaron el show apretando con el superamericano ‘California Steamer’ (extrañamente y como haciéndose perdonar jaleó Rademaker: «U-S-A, U-S-A, fuck that place», o sea USA, que se joda ese lugar; «nosotros venimos de California, que en realidad está en Estados Unidos», explicó como si no lo supiéramos) y con el enganchante ‘Mick Jones’, y el exigido bis doble se abrió con el híbrido entre Bob Seger y los Beatles ‘Baby (It’s All Your Fault)’ (que a Tsustas le evocó a Bernard Butler) y se cerró con el estupendo, comunitario y auténtico country cósmico dylanita ‘You Ain’t Goin’ Nowhere’, grabado antes por The Byrds y que fue lo más coreado de la noche por el encantado respetable. Estuvo muy bien el concierto y al día siguiente lo habríamos repetido. Lo bueno, si breve…

ÓSCAR CUBILLO

Rademaker en trance (imagen de móvil: Íñigo Barquín).

Comments
One Response to “GospelbeacH: Abriendo gira europea en Bilbao”
  1. Óscar cine dice:

    Un bolo estupendo al que le faltaron dos temas más.Mande el audio de Khatleen a nuestro amigo común Jon y dijo lo mismo que La Reina:”joer,que Stonianos”.De forma laudatoria,obviamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: