44º Getxo Jazz / Pardo-Benavent-Di Geraldo Trío (+ Los Aurora + Michelangelo Scandroglio Quintet): El Niño Josele les robó la función

Saludos finalísimos de Pardo, Niño Josele, Di Geraldo y Benavent (imagen de móvil: Óscar Cine).

Domingo 4 de julio de 2021, Algorta / Getxo, Muxikebarri, 19 h, 15 € (agotado / bono cinco conciertos 60 €).

El tocaor calé oscureció a sus veteranos anfitriones Jorge Pardo, Tino di Geraldo y Carles Benavent en la última jornada del festival.

Además la jornada del domingo ofreció el flamenco de Los Aurora y el segundo bolo de los ganadores del concurso. Hagamos balance…

*** 

El domingo se desarrolló la quinta y última jornada del satisfactorio 44º Festival Internacional de Jazz de Getxo. Cuatro conciertos hubo este día y en total el festival ha programado 17. No me perdí ni uno, ni siquiera los dos familiares, de los que atestigüé sus primeros 25 minutos: el sábado con la big band de clásica y jazz Hollywood Kids Band y el domingo con el Capitán Corchea y sus cómplices, un cuarteto de blues con letras pueriles. Ambos estuvieron bien musicalmente, aunque trataron a la infancia con demasiada condescendencia.

Y yo tenía cierta prevención ante el último concierto estelar del festival en el Musikebarri con las entradas agotadas, el del Carles Benavent-Tino Di Geraldo-Jorge Pardo Trío (CAL: -), que se trajeron de invitado al tocaor Niño Josele, y menos mal pues él puso las notas más memorables de un concierto con 13 piezas en 99 minutos repletos de rellenos y dilataciones que de escucharlas diagnosticaría el violinista Ara Malikian: «Estos tipos andan cortos de material».

En la primera pieza, rotunda, pausada y sin rumbo ni intención ni esencia (foto: Óscar Cubillo).

Y también de ensayos. Vinieron con la lección poco repasada, para no romper con la costumbre. En los primeros 49 minutos sonaron seis piezas, ¡tres de ellas solos individuales! Y ególatras según las calificaron varios, pero esto no tiene por qué. Los tres solos fueron uno étnico del bajo de Benavent, uno percusionista de Di Geraldo que tocó sobre una ragga hindú pregrabada, y otro de Pardo a la flauta que pasó de la seguiriya a la bulería, según explicó. Además, la primera pieza fue progresiva y al tuntún, sin dirección ni objetivo, y la sexta una versión del ‘Soy gitano’ de Camarón con Di Geraldo haciendo chimpún a la batería ¡Qué poco trabajada! Buf, lo mejor de esta parte fue el número a trío que sonó a zoco. «Vaya cara con los solos de relleno», manifestó Óscar Cine desde la fila 13, y «qué morro» pensó Beatriz en la fila 5.

Pardo, Di Geraldo y Benavent en el zoco (foto: Peru Urresti / Aula de Cultura de Getxo).

Y entonces salió el invitado, el tocaor gitano Niño Josele. Se confesó nervioso y se lució con un instrumental a solas muy lírico y sentido de 10 minutos. Acabó, y vaya ovación se levantó cual erupción. «¡Lo mejor que ha sonado hasta ahora!», dijo Cine aún dando palmas, y añadió: «Se nota lo aburrida que estaba la gente por la ovación tan larga». Y tanto. Salió entre bambalinas el payo Pardo y espetó al tocaor calé: «Tú ya no vienes, Josele». Ya, el invitado había puesto en evidencia a los tres veteranos maestros, que en la segunda parte se reivindicaron con algunas falsetas a modo de popurrí de fusión orgánica tomadas del difunto maestro Chick Corea, y tampoco les quedó mal el bis también de Corea, su revisión del concierto de Aranjuez y ‘Spain’. En ambos pasajes el Niño Josele quiso pasar desapercibido, y en otro número con él de protagonista le pusieron de fondo la batería de Di Geraldo que lo único que hizo fue desmejorarle.

Y hagamos balance sobre los cinco conciertos principales del 44º Getxo Jazz, los cinco de las 7 de la tarde en el Muxikebarri, ¡tres de aires cubanos!: el de Pardo, Benavent y Di Geraldo con Niño Josele fue el menos especial de los estelares. Entre estos destacó sobre todo el de Martirio con un magistral Chano Domínguez al piano homenajeando a Bola de Nieve. Y detrás y ex aequo coloquemos a los latinos del Javier Colina Cuarteto y The Cuban Jazz Syndicate. Y el concierto del viernes, el de la vocalista portuguesa Maria Joao fue una frikada teatral y plañidera demasiado reiterativa, aunque visto lo visto se antojó más entretenida que la fusión flamenca dominical.

ÓSCAR CUBILLO

***

El bailaor de Los Aurora asomándose al sol (foto: Peru Urresti / Aula de Cultura de Getxo). 

Domingo 4 de julio de 2021, Algorta / Getxo, Plaza Biotz Alai, 17 h, entrada libre con invitación.

Ese domingo a las 5 de la tarde la plaza Biotz Alai era una sartén. Hubo 113 espectadores, a ojo 100 alineados bajo las sombras laterales y 13 en las sillas a pleno sol. Un sol que daba en la cara a los actuantes, a Los Aurora barceloneses (CAL: *), que como explicó su líder Pere Martínez no hacen jazz, ni flamenco, ni rock y por eso es difícil encasillarlos en los festivales, aunque han actuado en Corea, Rusia y más sitios, según destacó su vocalista, que no cantaor. Los Aurora tienen un disco editado y otro grabado pero aún inédito, gran parte del cual sonó en primicia durante su intervención de 10 piezas en 86 minutos, la más larga de estos bolos vespertinos en un recinto tan difícil por amplio y con grandes distancias entre las sillas.

Los Aurora, cinco tipos con cinco barbas, tres coletitas a lo Gareth Bale, una melena surfera y un pelazo afro, al cantar recordaron a Estrella Morente y a su padre (‘La aurora’), y al tocar y cantar también a Triana y a Derby Motoreta’s Burrito Kachimba (‘Yo he visto mi alma’, ‘Zorongo gitano’). Adaptaron numerosos textos lorquianos de Poeta en Nueva York, su vocalista flamenquito miró mucho al atril con las letras (la mayoría eran nuevas, no lo olviden), el flaco bailaor salpimentó unos cinco números, no usaron guitarra flamenca, a su repertorio les sobró el instrumental y la copla que le siguió (‘Barda’ según la lista de autores), y sus mejores números fueron ‘Noche en vela’ de Lorca y ‘Canción del fuego fatuo’ de Falla.

A modo de balance de estos bolos vespertinos de las 5 de la tarde, digamos que Los Aurora dieron el segundo mejor concierto del escenario de la plaza Biotz Alai, siendo superados por Malú Garay (el miércoles) y soportando el calor mejor que Horda (que el viernes cumplieron el bolo menos afortunado de esa ubicación festivalera). Libraron en el difícil recinto Patricia Kraus y también los Baleen Lobak del saxofonista bilbaíno Gorka Benítez.

ÓSCAR CUBILLO 

***

El líder de los ganadores, el contrabajista Michelangelo Scandroglio (foto: Peru Urresti / Aula de Cultura de Getxo).

Domingo 4 de julio de 2021, Algorta / Getxo, Muxikebarri, 13 h (concurso), 5 € (bono 5 conciertos 20 €).

Y este pasado domingo acudí a la clausura del concurso internacional de grupos, donde actuaron por segunda vez los premiados entre los cuatro participantes, los italianos del Michelangelo Scandroglio Quintet (CAL: -), que en 54 minutos ejecutaron 4 piezas con nivel e interés similar a la víspera, pero un poco menos: el domingo al igual que el sábado sufrieron alarmantes pasajes mortecinos, el baterista tocó mejor que el sábado, ¡pero el pianista peor! (no parecía el mismo que subió el repertorio y nos maravilló el día antes; ¿tendría resaca?). El domingo hubo 52 espectadores, cuando en los tiempos pre-pandemia los concursantes actuaban antes de los cabezas de cartel y les veían entre 800 y 1000 personas.

Mi escalafón del concurso sería este: primer premio para los anglo-españoles Víctor Jiménez & Friends (les dieron el segundo), segundo para los itálicos Michelangelo Scandroglio Quintet (los primeros según el jurado, ya saben), terceros los galos sin transmisión Alex Monfort Trio, y cuartos y en la distancia los húngaros ora inanes ora grotescos Emma Nagy Quintet. Ah, 17 músicos hubo a concurso y entre ellos solo una chica, la cantante Emma, que no hizo ni jazz, ni cantó bien, ni se mostró segura en escena. ¡Menos mal que no la premiaron de ninguna manera!

ÓSCAR CUBILLO

Premios & Palmarés del Concurso de Grupos: El primer premio del jurado del Concurso de Grupos está dotado con 4.300 € y la grabación de un CD en directo. Además, el ganador actúa en la jornada de clausura por segunda vez y participa en el festival Eivissa Jazz (Ibiza), con el que el Getxo Jazz mantiene un acuerdo de colaboración.
El segundo premio del certamen está dotado con 1.800 € y el mejor solista obtendrá 900 €.
El grupo ganador, el Michelangelo Scandroglio Quintet (foto: Peru Urresti / Aula de Cultura de Getxo).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: