‘La viuda alegre’: El vals viene y va

Escena general en el primer acto, bajo el gran reloj y con atuendos de gala en una imagen tomada en el ensayo general del 12 de mayo, víspera del estreno (foto: Moreno Esquibel / Teatro Arriaga).

Escena general en el primer acto, bajo el gran reloj y con atuendos de gala
en una imagen tomada en el ensayo general del 12 de mayo, víspera del estreno
(foto: Moreno Esquibel / Teatro Arriaga).

Miércoles 20 de mayo 2015, Bilbao, Teatro Arriaga, 20 h, día del espectador: entradas de 9 a 32 €.

(En cartel hasta el domingo 24 de mayo, con entradas de 12 a 42 €)

El vals viene y va, bailado y tocado en vivo, en la opereta ‘La viuda alegre’ de Franz Lehár (1870-1948), transformada en musical adaptado por Emilio Sagi (Oviedo, 1948) y en cartel en Bilbao hasta el domingo 24 en el Teatro Arriaga, que en total programará once representaciones. Bueno, se publicita como musical, pero más bien se trata de un collage con diversas influencias en tres actos con sendos decorados, desde lo zarzuelesco del primer montaje, el más lujoso con sus columnas y escaleras en uve y el gran reloj que no se mueve (y los suntuosos trajes de gala), hasta el cabaré con contorsiones y travestismo moderado del tercer acto, pasando por el vodevil de las dos parejas entrelazadas, el humor con el secundario cómico amanerado, el exotismo presuntamente austrohúngaro, el vals, claro, y el musical en no tantos pasajes: uno de cortejo en plan Disneylandia, y sobre todo en la despedida alegre cabaretera y en el número de los caballeros misóginos.

El momento más de musical, un número irónicamente misógino  en una imagen tomada en el ensayo general del 12 de mayo, víspera del estreno (foto: Moreno Esquibel / Teatro Arriaga).

Segundo acto, el momento más de musical, un número irónicamente misógino
en una imagen tomada en el ensayo general del 12 de mayo, víspera del estreno
(foto: Moreno Esquibel / Teatro Arriaga).

Bien tocada por la orquestina de doce músicos dirigida por Jordi López, mejor cantada por los protagonistas masculinos que los femeninos (en especial Antonio Torres y Guido Balzaretti) y ágilmente coreografiada en las numerosas escenas corales, esta viuda alegre protagonizada por Natalia Millán (Madrid, 1969) dura hora y media sin descanso y tiene el lastre de su sabor antañón (ese libreto), pero semejante gancho nostálgico y recreativo es el que llevó a la dama de nuestra vera a proferir el calificativo ‘precioso’ nada más acabar la función.

OSCAR CUBILLO

Entrevista a Natalia Millán en la web gastronómica ‘Lo Que Coma Don Manuel’.

El tercer acto, con el cabaré despendolado, lo más ovacionado, en una imagen tomada en el ensayo general del 12 de mayo, víspera del estreno (foto: Moreno Esquibel / Teatro Arriaga).

El tercer acto, con el cabaré despendolado, lo más ovacionado,
en una imagen tomada en el ensayo general del 12 de mayo, víspera del estreno
(foto: Moreno Esquibel / Teatro Arriaga).

SINOPSIS: Pesa sobre los servicios diplomáticos la injuriosa especie de que sus titulares no han de tener más virtudes que un hígado resistente y la habilidad de sonreír mientras parlotean sobre naderías, de recepción a fiesta de embajada y de baile de legación a cena de gala. Quizá obras como La Viuda Alegre hayan alimentado esa calumnia. En ella Danilo, su protagonista, se enfrenta a la patriótica tarea de seducir y desposar a Hanna, una joven viuda acaudalada, para que su fortuna no salga del pequeño principado de opereta, ¡nunca mejor dicho!, de cuya embajada en Paris es Danilo primer secretario. La tarea parece sencilla porque el mozo es apuesto y el uniforme le queda como un guante, pero no lo es porque hay entre ellos una vieja historia de amor despechado, porque otros pretendientes con iguales méritos se han fijado el mismo objetivo, ¡chacales arribistas!, y porque la viuda, ya lo dice el título, es alegre y no le pone mala cara a nadie. Mientras, la orquesta encadena valses y el champagne y la alegría se derraman a raudales.

BEV LA VIUDA ALEGRE 4 cartel

 

Comments
2 Responses to “‘La viuda alegre’: El vals viene y va”
  1. Placido Lunes dice:

    Opereta si…pero por aquí lo llamarían Zarzuela y puesto a ello diré que la producción del mismo Teatro Arriaga “El Caserío” mucho mejor.
    Saludos Boy

    • bilbaoenvivo dice:

      Ya, Plácido: discusión bizantina sería la de si la zarzuela es opereta. Según he visto esta mañana en Wikipedia: “De una manera reductora y errónea se ha asimilado la zarzuela a la opereta, género de origen francés, principalmente por contener partes habladas o declamadas, pretendiendo así que «la zarzuela es la opereta española»”.
      Sin meternos en apreciaciones de expertos, diré que he usado la etiqueta zarzuela por estar esta viuda alegre cantada en español. Gracias por tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: